Artemis I: la NASA completa las pruebas y se prepara para un tercer lanzamiento

Misión Artemis I en plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral. / NASA
Misión Artemis I en plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral. / NASA

El cohete SLS de la misión ha concluido con éxito una evaluación crucial para dar luz verde al nuevo intento de despegue, pese a que se registró otra filtración de combustible.

Artemis I: la NASA completa las pruebas y se prepara para un tercer lanzamiento

Con la tensión en el ambiente y el estrés sobre el equipo del proyecto Artemis, el más importante de la NASA a largo plazo que busca sentar las bases para regresar a la humanidad a la Luna, el cohete de la misión Artemis I, que ha presentado fallas que obligaron a cancelar dos veces su lanzamiento, ha aprobado una difícil y crucial prueba para su última oportunidad de despegue este mes.

El Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), el cohete más potente jamás construido, ha concluido con éxito una prueba de llenado de combustible sin que se produjeran fallas graves, por lo que el equipo se encuentra a la espera de los dictámenes finales para corregir errores urgentes, si los hubiere, para poder despegar la misión Artemis I para el 27 de septiembre, como está previsto tras dos intentos que terminaron desmoronándose.

La prueba de este jueves es conocida como la “demostración criogénica”, donde se evaluaron las reparaciones tras las fugas de combustible de los intentos fallidos, se ensayó el cargamento del propulsor en los tanques con nuevos procedimientos, se recreó la purga de arranque para aclimatar los equipos y se llevó a cabo una prueba de presurización en el interior del cohete.

“Todos los objetivos que nos propusimos los pudimos cumplir. Estoy muy emocionada por la prueba de hoy”, afirmó la directora de lanzamiento de Artemis I, Charlie Blackwell-Thompson. De acuerdo con las autoridades del proyecto, la prueba consistió en nuevas maneras de cargar el combustible en los tanques, para evitar futuras fugas de hidrógeno u oxígeno líquido, y de diferentes maneras para verificar que las líneas reparadas y los nuevos sellos en el cohete han solucionado los problemas detectados en los intentos de lanzamiento.

Ocurrió otra filtración de combustible

Las gestiones de mantenimiento se ejecutaron en Cabo Cañaveral, Florida, y entorno a las 10 de la mañana, hora local, se tuvo que paralizar el proceso de llenado de hidrógeno líquido, por unos minutos, tras descubrirse una nueva filtración del propulsor en la etapa central del cohete.

No obstante, a diferencia de las fugas anteriores, se reportó que la de esta ocasión pudo contenerse y repararse rápidamente, por lo que los ingenieros han dado con las técnicas más eficaces para mitigar los imprevistos de Artemis I durante estos procesos. De hecho, la filtración había ocurrido en la misma placa de 20 centímetros que motivó la suspensión del despegue el 3 de septiembre.

Tras las medidas de contingencia, el equipo afortunadamente pudo completar el proceso de llenado sin inconvenientes mayores. A partir de ahora el equipo evaluará los datos de la prueba, así como otros factores, incluyendo el clima, para corroborar la fecha estimada de lanzamiento por tercera ocasión para el 27 de septiembre.

Si todo está listo para entonces, la nueva oportunidad será entorno a las 11 de la mañana, hora local. Tanto el cohete SLS como la nave Orión que lleva en su cúspide se embarcarán en el mayor vuelo no tripulado al espacio profundo, alrededor de la Luna y devuelta a la Tierra, un aterrizaje previsto para el 5 de noviembre. Si ocurren imprevistos nuevamente, entonces la NASA maneja otra ventana de lanzamiento para el 2 de octubre. @mundiario

Artemis I: la NASA completa las pruebas y se prepara para un tercer lanzamiento
Comentarios