¿App o web para las empresas aseguradoras?

Consultando una web. / RR SS.
Consultando una web. / RR SS.
Hoy en día la prioridad es buscar la seguridad en los entornos online, así como maximizar la eficiencia y el ahorro de costes, tanto para la compañía de seguro como para las corredurías de seguros.
¿App o web para las empresas aseguradoras?

Una de las cosas que hemos aprendido con esta pandemia es, precisamente la utilización de Internet y todo lo que ello conlleva, el uso de las apps, webs, redes sociales, etcétera.

Cada sector se ha visto afectado de alguna manera; el sector seguros, como no podía ser de otra manera, se ha visto involucrado en ello. Ahora las compañías de seguros que ya llevaban tiempo intentando digitalizar sus contratos, procesos técnicos y administrativos y hacer más extensivo el uso de las redes sociales, se han volcado en la generación de apps propias, así como completar y mejorar sus propias webs de cara al público.

Las corredurías, de la misma manera, comenzaron en su momento la transformación digital de sus negocios volcando en sus webs, información, publicidad, noticias y demás información que al público  o a un sector en particular, dependiendo del negocio al que se dedique la correduría, puede resultarle útil.

El uso de estas aplicaciones en el sector seguros en estos últimos años ha pasado de ser algo complementario a un arma fundamental para las compañías de seguros, creciendo un 68,3% en España durante los últimos 3 años.

Mutua Madrileña encabeza el ranking del uso de apps con una cuota de mercado del 33%, Mapfre con un 17%, y Sanitas con un 16%, así que éstas se encuentran en primera fila por ahora - y nunca mejor dicho por ahora - porque en Internet el ranking cambia en poco tiempo.

Pero no nos podemos olvidar que el cliente de correduría suele ser un cliente fiel, debido al servicio personalizado, a diferencia de las compañías de seguros. El uso de todas estas herramientas lo único que hace es acercar el cliente a la correduría, al trabajo que allí se realiza, a las personas con las que cuentan las oficinas repartidas por toda España.

Este uso hace que sea una comunicación rápida, segura y fidelizadora del cliente con respecto a la correduría, relegando incluso al correo electrónico y la llamada de teléfono, que como el fax, se están viendo relegadas en poco tiempo en favor de la inmediatez, el envío de todo tipo de archivos, vía WhatsApp, ya sean declaraciones de siniestros, fotografías, vídeos, documentos y lo último las firmas digitales, que hacen que el cliente con un solo clic pueda contratar, recibir y firmar su contrato evitando desplazamientos, demoras y pérdidas de tiempo.

Todo esto conlleva, como es lógico, un esfuerzo de tiempo y dinero por parte de todas las empresas aseguradoras y todos los intermediarios financieros y de seguros que participamos en el sector.

La principal misión es poder llegar a los clientes de la manera más rápida, cubriendo las necesidades que en cada momento se tengan, así como una información rápida, efectiva y concreta sobre temas puntuales o incluso estacionales, que lo largo del año se pudieran dar. Poder promocionar un producto en concreto, ofertas, promociones, que en cortos períodos de tiempo pudieran hacerse efectivas.

Qué duda cabe que el sector más beneficiado por todo ese movimiento es el joven, más acostumbrado al manejo de todo tipo de móviles, tablets, ordenadores y el uso de las redes sociales, aunque poco a poco, generaciones más mayores se han ido apuntando al carro.

Hoy en día la prioridad es buscar la seguridad en los entornos online, así como maximizar la eficiencia y el ahorro de costes, tanto para la compañía de seguro como para las corredurías de seguros. Qué duda cabe que la digitalización el uso de todos estos nuevos medios influyen en todo ello.

Sin olvidarnos que la importancia el sector asegurador es precisamente personalizar el seguro para la necesidad de cada uno de nuestros clientes, teniendo en cuenta que cada uno de nosotros somos o buscamos algo diferente en un contrato de seguro, independientemente del precio. Aunque por supuesto éste sigue siendo el protagonista de toda la publicidad en el sector asegurador y un punto muy importante en la toma de decisión sobre la contratación de una póliza de seguros, aunque no debiera de ser determinante como dan por hecho en los medios de comunicación con las sucesivas oleadas de anuncios, en lo que el único elemento diferenciador parece que es el coste. @mundiario

¿App o web para las empresas aseguradoras?
Comentarios