Buscar

MUNDIARIO

La Policía detiene a un sexagenario que violó a sus hijos y nietaen Vigo

A medida que la investigación avanzaba, salieron a relucir otras víctimas de los abusos que el hombre había cometido en años previos sin ser denunciado por nadie.

La Policía detiene a un sexagenario que violó a sus hijos y nietaen Vigo
Policía Nacional. / @policia
Policía Nacional. / @policia

Maira Perozo

Periodista.

Un hombre de 66 años ha sido detenido y acusado de haber violado a sus hijos y a su nieta durante los últimos años. El varón fue detenido en Vigo y es el presunto responsable de la agresión a estos menores.

De acuerdo con la Policía Nacional las averiguaciones por el caso se iniciaron después de que una persona del entorno del sospechoso denunció los hechos y comunicó que la hija del hombre, residente en Estados Unidos, quería contactar con la Policía Nacional para testificar por los reiterados abusos.


También te puede interesar

Alertan sobre una nueva ola de "secuestros virtuales" en España

 

17 años de prisión para un hombre que maltrataba y abusaba de cinco hijos de su pareja


En ese sentido, los agentes policiales contactaron con la embajada de España en Washington para que localizase a la mujer.

La hija del sexagenario confirmó que su padre había sometido a su hija, menor de edad, a diversos tocamientos de índole sexual cuando ambas residían en Vigo, en 2014. de acuerdo a su testimonio, el sospechoso aprovechaba los fines de semana en los que cuidaba de la niña para cometer esos abusos, los mismos que había cometido con ella misma años atrás.

Con estas declaraciones, los funcionarios policiales, bautizaron las pesquisas como ‘Operación Washington’, contactaron con el hijastro del detenido quien, a su vez, confirmó que también había sido víctima de abusos por parte del hombre, y que nunca se lo había contado a su madre por temor.

A medida que la investigación avanzaba, salieron a relucir otras víctimas de los abusos que el hombre había cometido en años previos sin ser denunciado por nadie.

Una de ellas, que también era menor de edad en el momento de los hechos, declaró que este hombre, que vivía cerca de su domicilio, había intentado convencerla de que le enseñase ciertas partes de su cuerpo, a cambio de chocolatinas y regalos.

En la investigación, se constató que este sujeto ya había sido denunciado en 2014 por una chica que, señaló, también había sufrido tocamientos una vez que la hizo subir a su casa, aprovechando la relación de confianza que mantenía con sus padres. Al llegar al fondo del trabajo investigativo la Policía ha informado que todos los episodios de abusos se producían en casa del sospechoso, que se aprovechaba de la relación de parentesco o confianza con las víctimas y sus familias para cometer los delitos.

El hombre se resguardaba en la privacidad que le ofrecía su domicilio para abusar de los menores y, posteriormente, se aseguraba de que las víctimas no dijeran nada a nadie. @mundiario