Buscar

MUNDIARIO

Detienen a una pareja de españoles por explotar a empleadas domésticas latinas

La Operación Fake-Job se desplegó durante el estado de alarma impuesto por la crisis sanitaria por el Covid-19.
Detienen a una pareja de españoles por explotar a empleadas domésticas latinas
Agentes de la Guardia Civil./ 
Mundiario
Agentes de la Guardia Civil./ Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Una pareja de españoles dedicada a la contratación de domésticas ha sido detenida, tras comprobarse la explotación a la que sometían a siete jóvenes latinas que cayeron en su red.

La operación "fake-job" fue desmantelada por la Guardia Civil quien además fue la encargada de apresar a la pareja por los delitos de trata de seres humanos, contra los derechos de los trabajadores y estafa continuada. 


 Quizá te puede interesar

Clausuran un bar y detienen a sus dueños por incumplir aforo y medidas ante la Covid-19


De momento, los agentes brindaron apoyo a tres de sus víctimas y posteriormente localizaron a otras cuatro, todas jóvenes latinas a las que explotaban como empleadas domésticas en su finca de Godelleta, población cercana a valencia, según ha informado el Instituto Armado.

Las investigaciones comenzaron a finales del pasado mes de abril de 2020 por la Guardia Civil de Chiva, cuando los agentes, junto con la Policía local de Godelleta, fueron requeridos para acudir a una vivienda ubicada en uno de los sectores de la municipalidad.

Las tres jóvenes recibieron la colaboración de una organización sin animo de lucro que se hizo cargo de reubicarlas temporalmente. Mientras que las investigaciones realizadas en esta operación Fake-Job permitieron averiguar que los detenidos se dedicaban a publicar anuncios en una conocida web, ofreciendo empleo de servicio doméstico en régimen interno.

El perfil que solicitaban era el mismo mujeres jóvenes, latinoamericanas, en situación irregular en España y con residencia fuera de la Comunidad Valenciana, para hacerlas más volubles a la explotación laboral, de acuerdo con las fuentes. A las mujeres, no se les respetaban las condiciones previamente pactadas, realizaban las faenas como domésticas durante meses hasta que finalmente se veían obligadas a abandonar la vivienda sin haber percibido su salario, quedando en una situación de desprotección.

La pareja de delincuentes se valía de argucias para estafar a las jóvenes, las cuales, les entregaban parte de sus ahorros, y luego les decían que sería utilizado en inversiones beneficiosas para las víctimas, pero que eran ficticias, causándoles así un daño patrimonial no solo a ellas, sino a sus familias.

El daño que practicó la pareja se remonta al 2017, la Guardia Civil logró ubicar a otras cuatro víctimas. La Operación Fake-Job se desplegó durante el estado de alarma impuesto por la crisis sanitaria por el Covid-19. La pareja de esposos ha quedado a disposición del Juzgado número 3 de Requena, en Valencia. @mundiario