Un nuevo tiroteo asombra a la opinión pública de los Estados Unidos

Imagen referencial de una ambulancia y un equipo de primeros auxilios.
Imagen referencial de una ambulancia y un equipo de primeros auxilios.
Después de los acontecimientos ocurridos en Buffalo (estado de Nueva York), otro incidente mortal vinculado con armas se hace protagonista en el gigante estadounidense. 
Un nuevo tiroteo asombra a la opinión pública de los Estados Unidos

Una iglesia presbiteriana de Laguna Woods fue el escenario de un suceso sangriento que enluta a la sociedad estadounidense. Las autoridades locales informaron que un hombre de 68 años es el principal señalado de abrir fuego en el interior del edificio, causando un muerto y cinco heridos, cuatro de ellos graves. 

Los agentes policiales del condado californiano de Orange, que se encuentra a 80 kilómetros de Los Ángeles respondieron a un llamado de emergencia en el interior de la iglesia y confirmaron la detención del individuo. De momento no se conocen detalles sobre el arma que fue utilizada. 

Las versiones de los testigos captadas por Los Angeles Times, aseguran que habían alrededor de 30 personas pertenecientes a una congregación taiwanesa. 

El sospechoso es un hombre asiático oriundo de Las Vegas (Nevada) y de momento, no existen informaciones sobre los motivos que lo impulsaron a perpetrar la violenta acción, pero no se descarta que sea un crimen de odio, tal y como ocurrió con la masacre en Búfalo (Nueva York), después que un chico de 18 años activó su arma en un supermercado, causando 10 muertos, casi todos afrodescendientes.

En una rueda de prensa captada por CNN, Jeff Hallock, subjefe del condado de Orange dijo que el principal señalado "fue detenido en la escena después de que un grupo de personas en la iglesia pudieron atarle las piernas con un cable de extensión y confiscarle al menos dos pistolas"-

A través de su cuenta en Twitter, la oficina del gobernador de California, Gavi Newsom lamento el incidente y dijo que siguen de cerca las investigaciones y sus detalles. "Nadie debería temer ir a su lugar de adoración. Nuestros pensamientos están con las víctimas, la comunidad y con todos los que han sido afectados por este trágico evento", señaló el tuit.

También la congresista demócrata Katie Porter expresó su repudio, calificando el hecho como una "noticia terrible y perturbadora, especialmente a menos de un día de un tiroteo masivo". @mundiario

Un nuevo tiroteo asombra a la opinión pública de los Estados Unidos
Comentarios