Buscar

MUNDIARIO

Envían a prisión a un joven marroquí responsable de tres robos con fuerza en Mataró

El primer de los hechos, por los cuales se le acusa, ocurrió el 6 de septiembre, cuando los agentes comprobaron que, una escuela de idiomas del centro de la ciudad, tenía la persiana levantada y los cristales rotos.
Envían a prisión a un joven marroquí responsable de tres robos con fuerza en Mataró
Vehículo de los Mossos d’Esquadra. / Mundiario
Vehículo de los Mossos d’Esquadra. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Un joven de 15 años de nacionalidad marroquí ha pasado a prisión señalado de ser el responsable de tres robos con fuerza en Mataró en establecimientos de la capital del Maresme. En esa línea, los agentes de los Mossos de la comisaría de Mataró practicaron su detención hace una semana, luego de cometer los delitos en diversos establecimientos de la capital del Maresme.

El primero de los hechos, por los cuales se le acusa, ocurrió el 6 de septiembre, cuando los agentes comprobaron que, una escuela de idiomas del centro de la ciudad, tenía la persiana levantada y los cristales rotos.


Quizá te puede interesar

Así fue la operación policial para capturar al mayor traficante de hachís del Estrecho


La calle estaba manchada por un hilo de sangre. Minutos después, localizaron un joven que llevaba una herida abierta en el brazo sobre la que no supo explicar como se la había hecho y un teléfono móvil que aseguraba que acababa de comprar de segunda mano.

Los agentes intervinieron el teléfono hasta que el joven pudiera acreditar su propiedad lícita y las investigaciones posteriores determinaron que el aparato había sido robado de la escuela de idiomas saqueada.

El siguiente día, tuvo lugar el segundo hecho en horas de la madrugada del 7 de septiembre, cuando los agentes fueron informados de que un joven acababa de robar en una tienda de ropa del centro de Mataró y que intentaba huir con la caja registradora.

Los mossos localizaron al joven a unos 10 metros de la tienda y recuperaron la caja registradora que el arrestado había intentado ocultar en un agujero. Nuevamente fue detenido por estos hechos. Ahora bien, estos sucesos fueron relacionados por los investigadores, con un robo con fuerza que se habría producido entre el 5 y el 7 de septiembre, en una panadería. El cristal de la entrada estaba roto igual que la cerradura. Las cámaras de seguridad permitieron identificar al joven que había sido detenido poco antes.

En consecuencia, el joven pasó a disposición judicial ante el juzgado en funciones de guardia de Mataró que decretó su ingreso en prisión. @mundiario