Triunfo del voto en blanco en las elecciones a rector de la Universidad de Vigo

Salustiano Mato. / vtelevision.es
Salustiano Mato. / vtelevision.es

El nuevo rector de la Universidad de Vigo obtuvo 751 votos de apoyo y 908 en blanco. La participación fue de un 8,66%, mínimo histórico por presentarse una única candidatura.

Triunfo del voto en blanco en las elecciones a rector de la Universidad de Vigo

Quizá muchos pensarán que Salustiano Mato, único candidato a rector de la Universidad de Vigo podía haberse ahorrado esa campaña tan original para optar a la reelección, ya que casi era evidente al carecer de contrincante, pero yo creo que a pesar de todo ha hecho bien, ha innovado, ha proyectado su imagen y la de la Universidad y guste o no, eso es marketing y yo siempre lo he defendido.

Vaya por delante que le recomendaría que hiciese exactamente lo mismo de nuevo porque a pesar de las circunstancias, a pesar de ser el único candidato, ha hecho un esfuerzo por ser original y por acercarse al alumnado, al que yo, a la hora de votar considero más importante que el profesorado. Sin embargo, a la vista del proceso electoral, ni la innovación, ni el discurso, ni tan siquiera la configuración de un buen equipo ha servido para movilizar a los alumnos, y eso es lo preocupante, la falta de participación de los jóvenes en el proceso electoral. Por supuesto que este es un caso excepcional, pero es que hace cuatro años, cuando había dos candidaturas, acudieron a votar sólo un 16% de los alumnos. En esta ocasión la abstención del colectivo estudiantil ha sido de un 97%, una participación ridícula, simbólica.  

Yo he visto a Salustiano Mato contento y he percibido ilusión porque tiene muy claros los objetivos de la Universidad de Vigo, que pasan grosso modo por la diversificación y especialización de los diferentes campus, por una mayor interacción con la sociedad y por una continuidad en la investigación con equipos punteros en Europa.

La Universidad de Vigo goza de buena salud y probablemente Salustiano Mato también, pero convendría potenciar la salud democrática entre alumnos y profesores e intentar aunar sensibilidades ya que 908 votos en blanco son muy significativos frente a 751 de apoyo.  Por lo tanto es lo que ahora queda porque quizá este marketing sólo nos enseña una parte de lo que la Universidad de Vigo alberga, quizá haya otras partes, menos dadas a la publicidad pero igual de importantes que necesitan también impulso, apoyo y voz. Lo del voto nos ha quedado claro.

Triunfo del voto en blanco en las elecciones a rector de la Universidad de Vigo
Comentarios