En los viejos tiempos, cuando nos sentíamos descontentos, acusábamos a Dios

El dios cruel de muchos nombres que sobrevuela Gaza según Miguel Ángel.
El dios cruel de muchos nombres que sobrevuela Gaza según Miguel Ángel.

Ya no podemos acusar a Dios, a lo sumo al Face. Los dioses modernos están enchufados al consumo de energía. La devoran. Los antiguos vivían en nuestros cerebros, eran fantasmas que cada domingo intercambiábamos con el sacerdote y el convenía si esa moral era recta o no.

En los viejos tiempos, cuando nos sentíamos descontentos, acusábamos a Dios

“En los viejos tiempos, cuando nos sentíamos descontentos, acusábamos a Dios, que por aquel entonces era el administrador del mundo; presuponíamos que no estaba ocupándose del negocio como debía: de modo que lo despedimos y nos convertimos en los nuevos directores” Stasiuk

Los antiguos negocios espirituales eran fáciles de sobrellevar, rezábamos o matábamos en dirección a cánones establecidos o pactados en la Edad Media. Hoy hemos despertado a la liquidez, cambiamos de posición o nos cambian sin consultarnos. La vida post moderna no es inclusiva, es despiadada y nos somete a decisiones que a veces no deseamos insertar en nuestras vidas. Y de ello va la post modernidad de cartuchos, de soft, de pequeñas App que nos autocorrigen en las preferencias o nos persiguen día tras día, si hemos visitado alguna oferta. En mi caso los precios de los hoteles de Bariloche viajan con mis amigos en esta nube que según ella y la Inteligencia Artificial serán parte de mis futuras decisiones.

Ya no podemos acusar a Dios, a lo sumo al Face. Los dioses modernos están enchufados al consumo de energía. La devoran. Los antiguos vivían en nuestros cerebros, eran fantasmas que cada domingo intercambiábamos con el sacerdote y el convenía si esa moral era recta o no.

La Liquidez es efímera y se mueve en miles de direcciones, la han traído los neo liberales —dicen. ¿O la hemos traído nosotros cansados y aburridos de la monotonía del censor de la parroquia? Es probable, ahora surgen nuevas voces, pueblan Twitter. Asolan los miedos, les empujan, son más poderosos que los caudillos antiguos.

La conciencia está a punto de escindirse entre humanos y robots. Los nuevos directores replicaran sus deseos en aquellos y el coro áulico se doblará durante unos años hasta que los robots piensen y su conciencia se rebele contra sus antiguos dioses. La sociedad Líquida aún está en sus comienzos, Z. Bauman se ha marchado, y los dioses populistas intentan adueñarse de este próximo largo invierno.

Puede consultar esta serie en:

Caníbales 01

Caníbales 02

En los viejos tiempos, cuando nos sentíamos descontentos, acusábamos a Dios
Comentarios