La vida del exiliado es un eterno castillo de naipes: un suspiro y todo se derrumba

El día de los cristales rotos 
Foto Maribel Zamudio
El día de los cristales rotos. / Maribel Zamudio

"En días como hoy lo abandonaría todo. En días como hoy, ni ese entusiasmo que me ha mantenido en vilo, en vida, podría arreglarlo", escribe esta autora.

La vida del exiliado es un eterno castillo de naipes: un suspiro y todo se derrumba

La vida del exiliado es un eterno castillo de naipes, un suspiro, un descuido, y todo se derrumba, desaparece, se desvanece. Se pierde. Te pierdes...

En días como hoy lo abandonaría todo. En días como hoy, ni ese entusiasmo que me ha mantenido en vilo, en vida, podría arreglarlo.

Se cumplen diez años este año, este mes. ¡Feliz aniversario guapa! ¡Diez! Diez años de un largo camino sin atajos, sin concesiones ni privilegios. Diez años de luchar cada día para hacerte un hueco y poder respirar. Para poder seguir caminando. Diez años de incomprensión, de plantar cara al absurdo, al rechazo, y sobre todo: al miedo.

Pero en días como hoy saldría corriendo. Sin mirar atrás. Saldría corriendo sin dudarlo, sin titubeos ni excusas. Sin pedir perdón. Saldría corriendo como si de nuevo me persiguiese el zorro blanco, el de mis pesadillas, el que se quedaba sobre mi armario para no dejarme dormir.

La vida del exiliado es un eterno castillo de naipes, un suspiro, un descuido, y todo se derrumba, desaparece, se desvanece. Se pierde. Te pierdes.

Muchas veces me he preguntado por qué los emigrantes regresan a sus países después de jubilarse, casi sin amigos, sin familia, y dejando en sus ciudades de acogida todo lo que hasta entonces les había sido familiar. Tal vez esté envejeciendo de forma prematura y mi tristeza no me deje ver claro, pero en días como hoy, pienso que regresan porque ya no les quedan fuerzas para seguir reconstruyendo su entorno, su amor propio y sus emociones, cada uno de los días del resto de sus vidas.

La vida del exiliado es un eterno castillo de naipes: un suspiro y todo se derrumba
Comentarios