Las víctimas del fraude Hottinger recuperan algunos de sus millones

Jean-François de Clermont-Tonnerre. / Tribune de Genève
Jean-François de Clermont-Tonnerre. / Tribune de Genève

Jean-Francois de Clermont-Tonnerre ha recuperado más de 10 millones de dólares.

Las víctimas del fraude Hottinger recuperan algunos de sus millones

Mientras el estafador, Fabien Gaglio, ha salido de la cárcel y vive actualmente en la Costa Azul, su ex socio, Jean-Francois de Clermont-Tonnerre, absuelto por el tribunal de Luxemburgo de cualquier hecho ilícito o participación en el fraude, ha estado intentando recuperar el dinero de los ex clientes de Gaglio y hasta ahora ha recuperado más de 10 millones de dólares.

Pero, ¿cómo se produjo la estafa?

Gaglio fue cofundador de Hottinger and Partners S.A. (HPSA) en Ginebra, pero en lugar de administrar los activos de sus clientes, estaba robando sus fondos para financiar su lujoso estilo de vida. En 2016, el Tribunal de Luxemburgo lo declaró culpable de fraude y blanqueo de dinero y lo condenó a cuatro años de prisión. El pasado mes de junio de 2018, el periódico Tribune de Genève dio a conocer un informe sobre lo que realmente había sucedido y se reunió con el ex socio comercial de Gaglio, Jean-Francois de Clermont-Tonnerre, quien se encargó de tratar de recuperar los millones robados.

Según el periódico suizo, de Clermont-Tonnerre descubrió el fraude de Gaglio en enero de 2013, cuando un cliente contactó a HPSA para informar sobre un extracto bancario que habían recibido. Dio la casualidad que una empleada de HPSA que acababa de recibir un extracto bancario para el mismo cliente descubrió importantes diferencias entre las cifras de ambos resúmenes de cuenta. Al notarlo, alertó a de Clermont-Tonnerre, quien a su vez llamó a Gaglio para exigirle una explicación. En ese momento Gaglio estaba ocupado y no pudo aclarar la situación.

Jean-François de Clermont-Tonnerre en artículo de la Tribune de Genève relató que no tenía ninguna sospecha sobre Gaglio hasta que recibió esa llamada telefónica del cliente que inició una serie de eventos dignos de una novela. De Clermont-Tonnerre llamó de inmediato a las autoridades suizas y realizó un examen legal completo de la mano de Deloitte Forensic. Deloitte informó que Gaglio había estafado a sus clientes por un monto de aproximadamente 42 millones de francos suizos (42 m. de dólares) entre 2005 y 2013. La entrevista con el Tribune de Genève es la primera ocasión en la cual de Clermont-Tonnerre habla públicamente sobre la estafa de Gaglio. Admite su responsabilidad en lo sucedido: "Yo era un director. Tengo mi parte de responsabilidad. Hubo una falta de control. No debería haber sido tan confiado. He aprendido mucho".

¿Cómo pudo Gaglio llevar a cabo semejante estafa y por qué?

La respuesta es clara, se debe esencialmente al hecho de que estaba falsificando los estados de cuenta y las firmas de clientes en autorizaciones de transferencias de fondos. La razón: disfrutar de un alto nivel de vida.

Además, según otra información, Gaglio fue entre 2003 y 2009 un sofisticado gerente de una red monetaria extraterritorial "con la que ayudó a empresarios y políticos a lavar millones de dólares".

Las víctimas del fraude Hottinger recuperan algunos de sus millones
Comentarios