Venezuela comenzará este jueves su vacunación contra la covid-19

Nicolás Maduro. / YouTube CNN
Nicolás Maduro. / YouTube CNN
Por ahora, solo será vacunado el personal médico. El proceso de vacunación masiva a la población empezará en abril. El fármaco ruso será gratuito en Venezuela.
Venezuela comenzará este jueves su vacunación contra la covid-19

Una luz al final del túnel. Mientras la tercera pandemia más devastadora de la historia avanza con fuerza y la crisis económica más grave de América se sigue profundizando, el régimen socialista responsable de ese desgaste socioeconómico ha confirmado un hito en la lucha de su país frente a la crisis global del coronavirus. Y es que el presidente (de facto) de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este miércoles que a partir del jueves 18 de febrero se dará inicio al programa de vacunación del país contra la covid-19. Los primeros en recibir el fármaco serán los trabajadores sanitarios; médicos, enfermeras, paramédicos y otros trabajadores de primera línea en servicios públicos esenciales. 

Sin embargo, a diferencia de otros países de la región, Venezuela será el único que hasta ahora vacunará a su población usando únicamente la vacuna Sputnik V, desarrollada por Rusia. Gracias a la relación diplomática y al soporte financiero-geopolítico que el Gobierno de Vladimir Putin le brinda al régimen de Maduro, el Fondo Ruso de Inversiones Directas suministrará todas las dosis que el país requiere para inmunizar a sus ciudadanos, concretamente, unas 60 millones de dosis; dos para cada habitante en el total de 28 millones de personas que viven en Venezuela, aunado a una reserva de emergencia de dos millones de vacunas más. 

El mandatario chavista dijo que, “también en un primer momento, se incluirán otros sectores priorizados, como todo el personal de trabajo social, los cuerpos de seguridad y autoridades como gobernadores, alcaldes y diputados de la Asamblea Nacional”. Esto implica que probablemente la política sanitaria del Estado venezolano tendrá un enfoque muy politizado a la hora de ejecutar el plan de vacunación, pues Maduro insiste en inmunizar primero a las autoridades locales y regionales, que comulgan con su partido, en lugar de distribuir las vacunas a los mermados hospitales del país para aplicarlas a la población de alto riesgo (personas mayores de 70 años).

El trasfondo de esta decisión

Durante una rueda de prensa con medios internacionales desde el Palacio de Miraflores en Caracas, el cuestionado jefe de Estado venezolano (desconocido por una cuarta parte de la comunidad internacional) ratificó que “la única vacuna aprobada científicamente en Venezuela es la Sputnik V”. El problema es que el régimen no ha publicado información transparente sobre el presunto proceso de aprobación de la vacuna rusa en el país. Por el contrario, Maduro se atrevió a recomendar hace semanas, en cadena nacional de radio y televisión, unas “goticas milagrosas” del medicamento Carvativir, que el presidente, sin sustento científico ni médico, asegura eliminan y curan la covid-19 en el organismo de los pacientes infectados. Dicha afirmación ha sido negada por la OMS, los CDC de EE UU y la comunidad médica venezolana. 


Quizás también te interesa:

Solo el 7% de los inmigrantes venezolanos consideran regresar a su país


Pero en vista de que la retórica de Maduro es antidiplomática cuando se trata de las grandes potencias que cuestionan su legitimidad, su deriva autoritaria y le sugieren negociar unas elecciones presidenciales para solucionar la grave crisis del país, en esa rueda de prensa el político socialista trató de desviar la atención del impacto de la pandemia en Venezuela al afirmar que “hay un problema de producción de vacunas en el mundo, pero también de monopolización de las vacunas” y que “quienes le prometieron 300 millones de vacunas a la Unión Europea (UE), no le han cumplido y es la propia UE”.

Maduro también precisó que su Gobierno ha planificado el proceso de vacunación masiva para abril, es decir, en poco menos de dos meses. No se descarta que, al estar muy enquistado el flagelo de la corrupción en Venezuela, se generen focos de desvío, reventa y desfalco de algunas dosis de la vacuna contra la covid-19 en los mecanismos de distribución del Estado por parte de algunas redes en la administración pública nacional. Hasta ahora, oficialmente, la vacuna será gratuita en el país sudamericano.

¿Más allá de la vacuna rusa?

“Yo creo que hasta este momento la vacuna más avanzada, la mejor vacuna del mundo es la Sputnik V y de eso no me queda ninguna duda”, enfatizó Maduro, asegurando además que “el país evalúa otras vacunas que podrían ser aplicadas con previa autorización del Instituto Nacional de Higiene”. No obstante, el fármaco ruso no ha sido comprobado en cuanto a su eficacia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La ventaja es que sí tiene un 90% de eficacia confirmada por la revista científica The Lancet, la más prestigiosa del mundo.

“Estamos también estudiando otras vacunas. Todas las vacunas que tiene el mundo las estamos estudiando y será nuestro Instituto Nacional de Higiene el que dé la última palabra de las vacunas que se aprueban para el uso en Venezuela”, expresó. El obstáculo radica en que el país podría ver serias dificultades para importar otras vacunas muy efectivas como las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca por las vigentes sanciones de Washington, no para traer las vacunas, sino para que el Gobierno de Maduro acceda a sus fondos represados en bancos corresponsales en EE UU y Europa a fin de que pueda financiar esas dosis, cuyos costos son muy elevados. Por lo pronto, el elemento de lucha contra la pandemia que ya está disponible en Venezuela es la vacuna rusa, aunque con pocas dosis, unas 100.000, para un país de más de 28 millones de habitantes. Falta mucho trabajo por hacer. @mundiario 

Venezuela comenzará este jueves su vacunación contra la covid-19
Comentarios