Venecia estrena unos polémicos tornos antituristas

Turismo en Venecia. RR SS.
Turismo en Venecia. / RR SS.

Tras la baja de población y las múltiples quejas de los pocos venecianos que intentan hacer vida en la ciudad de las góndolas, el Gobierno decidió colocar unos tornos que restringen la cantidad de turistas a la ciudad. Un paso que les hace parecer más que nunca un parque.

Venecia estrena unos polémicos tornos antituristas

Venecia recibe alrededor de 30 millones de turistas al año. Esto ha llevado que muchos venecianos decidieran desplazarse a otras ciudades para buscar un poco de paz del gran volumen de personas que visitan el lugar. Ante esta realidad, el Gobierno ha decido implementar una serie de tornos para controlar la cantidad de turistas que pueden entrar a la ciudad. Esta medida ha despertado las críticas de los grupos de izquierda quienes aseguran que solo están a un paso de convertirse en un parque temático.

Actualmente, Venecia cuenta con 50.000 habitantes que se ven amenazados por la afluencia desproporcionada de visitantes que llegan literalmente por todos lados, ya que son bien conocidos los grandes cruceros que traen consigo a cientos de visitantes. La movida es promovida por el alcalde de la ciudad, Luigi Brugnaro, quien ordenó colocar cuatro controles de accesos repartidos de la siguiente forma: dos en la plaza de Roma, antes del puente de Calatrava, y otros dos ante el puente de los Descalzos.

“Es la primera vez que se intentan regular los flujos en Venecia. Claramente, cometeremos muchos errores y tendremos muchas críticas, pero por ahora está funcionando todo perfectamente”, comentó Brugnaro el pasado sábado. Sin embargo, poco después, varios grupos de izquierda protestaron contra la medida y arrancaron uno de los tornos. Al lugar acudieron con pancartas que señalaban que “Venecia no es una reserva, no estamos en peligro de extinción”.

Este es solo el primero de una serie de choque que seguirán en aumento. Gracias al fenómeno de los cruceros turísticos, tan solo el año pasado, en Venecia desembarcaron 2,5 millones de personas. La población de la ciudad ha disminuido hasta dos tercios desde mediados del siglo pasado. Esto se debe a las altas mareas, pero principalmente, al turismo masivo y la corrosión tanto cultural como social de Venecia.

Ante esto, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha amenazado con eliminar a Venecia de la lista de ciudades patrimonio de la humanidad. Desde entonces, el Gobierno ha intentado controlar el acceso de los turistas con prohibiciones impuestas a los cruceros y los polémicos tornos. Llama la atención que Venecia no es el único lugar que se ve afectado por el turismo, Italia en general, es uno de los países que recibe más turistas en el mundo y el cual debe tomar medidas extremas para evitar una crisis social. @mundiario

Venecia estrena unos polémicos tornos antituristas
Comentarios