Velar por la educación de los migrantes es un reto para España

Adolescentes durante un taller. El Pais.
Adolescentes durante un taller. / El Pais.

La tasa de abandono educativo temprano alcanza hasta el 30% en España, convirtiéndose en el porcentaje más alto de toda la Unión Europea.

Velar por la educación de los migrantes es un reto para España

La educación en España está pasando por ciertas dificultades gracias a que no ha logrado equilibrar la llegada de migrantes para que se adapten al sistema que manejan y estos logren educarse a pesar de las dificultades. Existe hasta el 30% de abandono educativo temprano, según cifras alabadas por la Unicef, lo que convierten a España en el país con el mayor porcentaje de la Unión Europea.

Entre las razones que explican el porqué de esta situación, nos topamos con realidades como las barreras lingüísticas, el choque cultural y por supuesto, la falta de recursos, en donde gran parte de los migrantes provienen de entornos pobres. La última encuesta de Condiciones de Vida publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), revela que el porcentaje de extranjeros que vive por debajo del riesgo de pobreza es del 52%. El asunto es más complicado cuando hablamos de migrantes jóvenes o niños que llegan sin acompañamiento y no tienen a otra persona que vele por ellos.

Además, otros dos grandes problemas vienen de la mano y difícilmente vayan a desaparecer pronto. En el primer caso nos encontramos con la exclusión social que dificulta el aprendizaje y el buen ciclo educativo para los migrantes. De este factor llega otro, el emocional, en donde los extranjeros están en un país descocido y muchos pueden mirarlos con malos ojos. Lo último dependerá de dónde proceda el recién llegado, porque no es ningún secreto que dependiendo del lugar de donde provengan, tendrán más o menos posibilidades ante la difícil sociedad.

Según las estadísticas del Ministerio de Educación de España, el 8,5% del alumnado matriculado en el curso 2016-2017 era extranjero, en donde más del 30% proviene de África.

Un gran incentivo que pudo haber brillado en España fueron las aulas de enlaces, en donde se envían a los migrantes jóvenes para evaluar sus capacidades y empezar a ayudarlos para que avances y se integren en la sociedad española. El problema es que en los últimos tiempos la iniciativa ha sufrido debido al recorte presupuestario y por lo tanto, muchos jóvenes y niños han abandonado las aulas antes de completar su educación. Muy pocos se quedan, aprenden y ven como un pequeña posibilidad el ir a la universidad. Todo un reto que España no ha logrado afrontar. @mundiario

Velar por la educación de los migrantes es un reto para España
Comentarios