El Vaticano pide a la ONU el acceso universal a las vacunas

Sede del Vaticano. / RR SS
Sede del Vaticano. / RR SS

Las organizaciones de la Santa Sede, Caritas Internationalis y el Dicasterio Vaticano para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, se han pronunciado por medio de un comunicado en el que solicitan a la ONU el acceso universal a las vacunas.

El Vaticano pide a la ONU el acceso universal a las vacunas

Que las vacunas sean posibles para todos los países. Esto es lo que las organizaciones de la Santa Sede, Caritas Internationalis y el Dicasterio Vaticano para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, han solicitado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero, sobre todo, que sea accesible a los países más desfavorecidos, con el propósito de detener la pandemia por covid-19.

El comunicado lleva la firma de los cardenales Luis Antonio Tagle, Presidente de Caritas Internationalis, Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio, y del Secretario General de Caritas Internationalis, Aloysius John. Lo han dado a conocer a través de la página web Vatican News.

En el texto, hacen un llamado a las Naciones Unidas para que convoquen una reunión y traten el tema con el Consejo de Seguridad, aludiendo que está en juego “la fragilidad y la vulnerabilidad de la existencia humana”.

También te puede interesar: La ONU avisa de que la Covid-19 aumentará el hambre y la malnutrición en América Latina

En el texto también se puede leer: “Para luchar contra la propagación de este virus, la familia humana ha buscado actuar de forma solidaria, observando el desapego social y el aislamiento, el cierre de las fronteras y para comunicar el uso masivo de la tecnología digital. El Papa Francisco ha dicho muchas veces que el virus nos ha unido y que sólo en solidaridad podremos salir de esta pandemia".

La vida es inviolable, nadie debe ser excluido

Ahora que las vacunas son un centro de atención para muchos, los cardenales hicieron una exhortación en la que argumentaron su posición en contra de los nacionalismos y que dejan fuera al sur global, “donde vive la mayoría de los pobres”.

Tagle, Turkson y John han afirmado que "la distribución desigual de las dosis plantea un problema a las comunidades del sur del mundo que las necesitan con urgencia". Más específico, se preocupan por "África y las naciones más pobres de América Latina y Asia".

Así, también señalan que: "Las vacunas son un medio para respetar y salvar el don de la vida. Dado que toda la vida es inviolable, nadie debe ser excluido. Los pobres, las minorías, los refugiados y los marginados son los más expuestos al virus. Cuidarlos es una prioridad moral, porque abandonarlos los pone en peligro a ellos y a la comunidad en su conjunto, y nuestro bienestar colectivo depende de cómo cuidamos a los últimos". @isbeliafarias90210 en @mundiario

El Vaticano pide a la ONU el acceso universal a las vacunas
Comentarios