Buscar

MUNDIARIO

Un numeroso grupo de migrantes logra entrar a Melilla en un nuevo salto a la valla

Un agente resultó herido leve al intentar contener al grupo. Dos sin papeles fueron detenidos y otros cuatro fueron trasladados en ambulancia al hospital con fracturas de tobillo
Un numeroso grupo de migrantes logra entrar a Melilla en un nuevo salto a la valla
Un migrante africano intentando saltar la valla en la frontera entre España y Marruecos / El País.
Un migrante africano intentando saltar la valla en la frontera entre España y Marruecos / El País.

Los masivos flujos migratorios con rumbo a España no se detienen. El país ibérico es el destino predilecto de los inmigrantes que provienen del norte de África huyendo de las terribles crisis sociales y económicas que aquejan a las naciones del África subsahariana. España es, hoy más que nunca, la puerta de entrada a Europa para la población africana sumida en la pobreza y la miseria en busca de mejores condiciones de vida y de un verdadero sistema de vida. 

Y es que unas 50 personas accedieron en la madrugada de este lunes a Melilla tras superar la valla que separa la ciudad de Marruecos en un salto masivo. Esta frontera es una zona muy porosa que hasta ahora no ha podido ser controlada eficazmente por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. 

Según la Delegación del Gobierno, al menos 260 inmigrantes intentaron entrar por una zona en la que las Fuerzas Armadas se encuentran desplegadas junto a la Guardia Civil, que habitualmente vigila la frontera, reportó la comisión en un comunicado este lunes. 

Un agente resultó herido leve al intentar contener al grupo. Dos sin papeles fueron detenidos y otros cuatro fueron trasladados en ambulancia al hospital con fracturas de tobillo e incisiones profundas. Los disturbios marcan la pauta en un área de extrema peligrosidad por los fuertes focos de violencia y crisis humanitaria que se producen en la frontera que divide a España y Marruecos.

Alrededor de unas 50 personas han accedido este lunes a Melilla en un salto masivo tras superar el vallado que separa la ciudad autónoma de Marruecos, lo que implica una nueva carga migratoria para los saturados sistemas fiscales europeos, en especial el de España, que ya enfrenta serios problemas domésticos con la población local y sus crecientes demandas sociales. 

Al menos 260 personas han intentado entrar, según ha informado la Delegación del Gobierno, en una de las zonas más sensibles de la valla, cercana al aeropuerto, donde efectivos de las Fuerzas Armadas estaban desplegados junto a la Guardia Civil, que habitualmente vigila el perímetro fronterizo. @mundiario