Vacunándote contra la Covid-19 proteges a tus seres queridos

Si no nos vacunamos contra la Covid-19, corremos el riesgo de contraer la enfermedad, la que podría ser mortal, y por otra parte estamos protegiendo a las personas que nos rodean.
Una sanitaria con una vacuna contra la covid-19. / RR SS.

Si no nos vacunamos corremos el riesgo de contraer la enfermedad, la que podría ser mortal, y por otra parte estamos protegiendo a las personas que nos rodean.

Vacunándote contra la Covid-19 proteges a tus seres queridos

En mi ámbito laboral, que es la farmacia oficinal, suelen llegar algunas inquietudes en lo que respecta a ciertas pautas a seguir con las vacunas utilizadas para prevenir a la Covid-19, especialmente en lo referido a la coadministración con otras vacunas, la presentación de efectos adversos, la prioridades en la inmunización, entre otras.

En cuanto a su coadministración aún no ha sido evaluada; por este motivo, y hasta no contar con información científica veraz, se recomienda respetar un intervalo de 14 días con la aplicación de otras vacunas. En el caso de haberse aplicado simultáneamente con otra vacuna o con un intervalo menor a 14 días, deberá realizarse la notificación correspondiente del ESAVI  (Eventos adversos supuestamente atribuibles a la vacunación e inmunización). 

También, en caso de presentarse un imprevisto que tenga un potencial riesgo para la vida del paciente, como, por ejemplo, un accidente rábico o una herida con la capacidad de provocar el tétanos, se deberá darle prioridad a los esquemas antirrábico o antitetánico. Posteriormente, se dará inicio o se completará, según corresponda, el esquema de vacunación contra la Covid-19, siempre respetando el intervalo mínimo de 14 días desde la última dosis, para nuestros ejemplos, me refiero a los protocolos antirrábico o antitetánico.

En el caso de la vacunación antigripal debemos aplicar el mismo criterio.

Por otra parte, es importante volver a subrayar que en ningún caso se reiniciarán esquemas, independientemente del tiempo que haya transcurrido desde la aplicación de la primera dosis. Por citar un ejemplo, la vacuna rusa Sputnik V, actualmente está recomendada para personas a partir de los 18 años, independientemente del antecedente de haber padecido la Covid-19; para los contactos estrechos, de un caso confirmado, deben vacunarse después de haber completado el periodo de aislamiento.


Quizá también te interesa:

Nuevas formas de gestionar la vacuna Sputnik V

¿Cuándo volveremos a abrazar a los familiares y amigos?


 

A la vez, y considerando que la vacunación a muchas personas les genera una cierta incertidumbre, vale recordar que "si no nos vacunamos, corremos el riesgo de contraer la enfermedad", la cual puede ser mortal y por otra parte estamos protegiendo a las personas que nos rodean, especialmente a nuestros seres queridos. Según datos de la OMS, las vacunas salvan la vida de dos y tres millones de personas cada año.

Para el caso de las vacunas de la Covid-19, los efectos adversos más frecuentes se pueden clasificar en:  

Locales: con signos y síntomas como dolor, hinchazón y aumento de la temperatura en el lugar de la inyección, y

 > Generales: reacciones a corto plazo y de corta duración como un síndrome pseudogripal, caracterizado por escalofríos, fiebre, artralgia (dolor articular), mialgia (dolor muscular), astenia (falta de fuerza o debilidad),  malestar general y dolor de cabeza. @mundiario

Fuente: CIMF -Centro de Información del Medicamento-, del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires.

Vacunándote contra la Covid-19 proteges a tus seres queridos
Comentarios