La vacunación en Europa pierde fuerza ante el avance de la variante delta

La primera persona en Asturias en recibir la vacuna. / Administración del Principado de Asturias.
La primera persona en Asturias en recibir la vacuna. / Administración del Principado de Asturias.
En Italia y Francia se ha registrado un estancamiento en las dosis brindadas a la población para prevenir el virus. Mientras ocurre este panorama, la cepa de la Covid-19 gana terreno.
La vacunación en Europa pierde fuerza ante el avance de la variante delta

El proceso de vacunación en Europa ha entrado en un ritmo lento. Esto coincide, además, con el avance de la variante Delta de la Covid-19 que, según las diversas investigaciones como las del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), resulta un 60% más contagiosa. El panorama comenzó en Italia y Francia, donde se ha estancado en las últimas semanas en el número de dosis que ponen por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, en Alemania y Polonia avanzan a pasos agigantados. Además, entre los grandes países europeos, España, pone más vacunas en función de su población que el resto y la caída en el ritmo que se observa en los últimos días es menos pronunciada.

La Unión Europea se había puesto como objetivo tener vacunada con pauta completa al 70% de la población adulta a finales del verano. De hecho, tenían en mente alcanzar la inmunidad de grupo en un 70% o, en todo caso, podría situarse entre 80% a 90% con el fin de evitar el avance del virus. 


Quizá también te interesa: 

¿De qué trata el peligroso y contagioso norovirus?

¿Realmente es necesaria una tercera dosis de la vacuna contra la covid-19?


En Francia, el presidente Emmanuel Macron ha ordenado vacunarse obligatoriamente al personal sanitario y de residencias y pondrá muy difícil la vida social en interiores y la movilidad a los que no estén vacunados porque les exigirá un certificado Covid para entrar en bares y restaurantes y viajar en tren y avión. 

Por su parte, en Alemania, que a mediados de junio ponía de media 950.000 dosis diarias y ahora no llega a las 600.000, también estudia medidas de persuasión para alentar los pinchazos, aunque por ahora las autoridades han descartado la obligatoriedad para el personal sociosanitario. 

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, destacaba el sábado pasado en su cuenta de Twitter que Europa ha superado a Estados Unidos en primeras dosis, mientras exporta más de la mitad de las vacunas que produce en su territorio (EE UU no exporta nada), y apuntaba al nuevo desafío: “Superar las dudas sobre la vacuna en Europa”.

Sin embargo, a la luz de los hechos, el proceso inmunizador en Europa se ha estancado. Urge un nuevo impulso para que no vuelva la crisis sanitaria. @mundiario

La vacunación en Europa pierde fuerza ante el avance de la variante delta
Comentarios