La vacuna de Janssen puede generar el síndrome de Guillain-Barré

Vacuna de Janssen. / RR SS.
Vacuna de Janssen. / RR SS.
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha señalado en un informe preliminar que algunas personas han experimentado un trastorno inusual del sistema inmunológico. 
La vacuna de Janssen puede generar el síndrome de Guillain-Barré

La aplicación de las vacunas contra la Covid-19 se pone en debate otra vez. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha advertido este lunes de la posibilidad de que la vacuna de Johnson & Johnson —más conocida en España por el nombre de la filial farmacéutica Janssen— generaría un efecto secundario que provocaría el síndrome de Guillain-Barré, una afección neurológica poco común pero potencialmente grave.

Según The Washington Post, las autoridades sanitarias han constatado que la dosis de la farmacéutica provocó que el propio sistema inmunológico atacase a los nervios, provocando debilidad muscular y, en algunos casos, parálisis. Esto se confirmó con el comunicado de la FDA que ha registrado 100 casos tras la administración de 12,8 millones de dosis de la vacuna de Janssen en Estados Unidos. Es decir, el 0,0007% del total.

Según la FDA, "los casos se han notificado más de dos semanas después de la inoculación, en un plazo máximo de 42 días, y en pacientes de más de 50 años en su mayoría. El 95% de los episodios fueron graves y los afectados debieron ser hospitalizados. Uno de ellos ha fallecido".  


Lee más:

Los menores de 60 años recibirán la vacuna monodosis de Janssen


Los registros disponibles hasta el momento no muestran ningún caso de Guillain-Barré vinculado a los 321 millones de dosis de vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna administradas en EE UU.

Las autoridades sanitarias norteamericanas han recordado que a incidencia habitual del síndrome de Guillain-Barré es de entre 60 y 120 casos por semana, a consecuencia de un virus, incluido el de la gripe, o una bacteria. Cada año, entre 3.000 y 6.000 estadounidenses desarrollan la enfermedad, recuerda el diario. La mayoría se recupera plenamente, pero en algunos casos, sobre todo a partir de los 50 años, quedan secuelas musculares.  

Dos tercios de los afectados experimentan síntomas como diarrea o afecciones pulmonares o de los senos nasales varios días o semanas después de haber estado enfermos. Entre los receptores de la vacuna de Janssen, el riesgo de desarrollar Guillain-Barré parece ser de tres a cinco veces mayor que entre la población general.

Lo señalado por la FDA vuelve a poner en el ojo del cuestionamiento a la vacuna de Janssen que, en abril pasado, se suspendió su aplicación tras conocerse de casos de mujeres con una serie de trombos —uno de ellos mortal— en edad fértil. Además, se conoció que la planta que produce la dosis fue cerrada tras descubrirse que hubo una contaminación con la vacuna de AstraZeneca. @mundiario

La vacuna de Janssen puede generar el síndrome de Guillain-Barré
Comentarios