Buscar

MUNDIARIO

Una mujer muere de un infarto al ver a su padre asfixiándose en Granada

No llegó a tiempo para auxiliarlo y el shock emocional del momento le provocó un ataque fulminante al corazón.
Una mujer muere de un infarto al ver a su padre asfixiándose en Granada
Calle Cruces en el municipio Motril, Granada (Andalucía).
Calle Cruces en el municipio Motril, Granada (Andalucía).

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

Salió de su casa sin imaginarse que al regresar, se toparía con una escena dantesca que le causó un "efecto dominó" casi inmediato. Y es que una mujer, aún sin identificar, de 53 años, falleció la noche de este pasado lunes en Motril (Granada) tras regresar a su casa de hacer unas diligencias y encontrar a el cadáver de su padre, de 85 años, ha confirmado este miércoles un portavoz de la Policía Nacional en Granada.

El hombre se hallaba en su domicilio con su mujer cuando se atragantó al ingerir un medicamento y empezó a tener dificultades para respirar. No se conoce qué medicamento era, pero ese elemento descarta totalmente la tesis de un suicidio. Tampoco se sabe, hasta ahora, si el anciano padecía del síndrome de Alzheimer.

Su esposa llamó en torno a las 22.30 para pedir ayuda a los servicios de emergencia de la localidad de 58.000 habitantes, municipio de la comunidad autónoma de Andalucía.

 Acto seguido, también contactó por teléfono con su hija y le requirió que acudiese a la casa. Sin embargo, la mujer no llegó a tiempo y cuando entró a la vivienda, el shock emocional del momento le provocó un infarto fulminante.

El servicio de emergencias 112 activó el protocolo de actuación y a los pocos minutos, agentes de policía local y los servicios sanitarios se personaron en el domicilio, en la calle Cruces, a apenas un kilómetro de distancia de la jefatura de la policía local. También se personaron agentes de Policía Nacional.

Los cuerpos de seguridad procedieron a ejecutar el levantamiento del cadáver y a erigir el perímetro policial de la escena del hecho ante un agolpamiento de los vecinos alrededor de la casa. El hombre de 85 años tampoco ha sido identificado.

Asimismo, el reporte policial indica que los sanitarios comenzaron a aplicar el protocolo de reanimación cardiorrespiratoria al hombre y en ese momento llegó a su casa su hija. La mujer, que padecía de asma, acusó una fuerte impresión y sufrió un infarto de miocardio, según indicó el responsable de Protección Civil de Motril, Ramón Mesa. @mundiario