La UE quiere una norma para garantizar el comportamiento ético de los ‘influencers’

Influencers. / RR SS.
Influencers. / RR SS.
Los ministros de Cultura de la UE proponen un “código ético” que guíe la actividad y mejore la “alfabetización mediática” de los creadores de contenido.
La UE quiere una norma para garantizar el comportamiento ético de los ‘influencers’

El constante ascenso de los influencers ha generado inquietud en Europa, donde la preocupación por su impacto, especialmente entre la juventud, ha llevado a varios países a establecer legislaciones propias. Ahora, los ministros de Cultura de los Veintisiete han dado un paso más en Bruselas, solicitando un marco regulatorio europeo para garantizar un "comportamiento responsable" en esta comunidad.

La propuesta europea busca mejorar la "alfabetización mediática" de los creadores de contenido, incluyendo la posible creación de un "código ético" que regule su actividad. Los ministros destacan la necesidad de que las medidas propuestas tengan un alcance "paneuropeo" para abordar los desafíos inherentes a la influencia digital.

Benjamin Dalle, ministro belga, subrayó la importancia de garantizar que el impacto de los influencers sea positivo, proponiendo un apoyo activo a su formación y concienciación sobre las normas que rigen su actividad online.

El enfoque principal radica en proporcionar a los creadores de contenido las herramientas necesarias para comprender plenamente el impacto de su trabajo, tanto positivo como potencialmente dañino. Esta iniciativa busca no solo mejorar la alfabetización mediática del público receptor, sino también la de los propios influencers.

Salud mental y física

En un entorno digital expuesto a la manipulación y la desinformación, se destaca la importancia de salvaguardar la salud mental y física del público, especialmente de los menores. La desinformación compartida por algunos influencers puede tener repercusiones negativas en la salud pública y la democracia, según advierten los ministros en sus conclusiones.

España, representada por el ministro de Cultura Ernest Urtasun, se suma a la propuesta europea, planteando acciones para mejorar la alfabetización mediática tanto de creadores como de receptores de contenido. Se insta a la Comisión Europea a reflexionar sobre un enfoque coherente hacia los influencers, con énfasis en un comportamiento responsable, y se propone el apoyo al desarrollo de organismos autorreguladores y códigos éticos específicos para este colectivo.

Se destaca particularmente la atención prestada a los "kidfluencers", menores de edad bajo tutela, cuyos tutores tienen la responsabilidad de velar por su bienestar y concienciación sobre el comportamiento responsable en línea. @mundiario

Comentarios