Ucrania está en emergencia y se puede seguir ayudando económicamente

Familia ucraniana celebrando un cumpleaños a oscuras. / Aldeas Infantiles SOS
Familia ucraniana celebrando un cumpleaños a oscuras. / Aldeas Infantiles SOS

Mientras los ciudadanos de a pie no olviden la guerra, la comunidad internacional debe buscar el modo de poner el punto y final a los combates. 

Ucrania está en emergencia y se puede seguir ayudando económicamente

Cuando el 24 de febrero Rusia invadió Ucrania los analistas del conflicto apuntaban a que ésta sería una campaña corta, pero con el paso de los meses se ha tornado en una guerra híbrida (confrontación militar, económica, diplomática, desinformación e intensa actividad en el ciberespacio). “La guerra relámpago no ha sido tal, y una solución definitiva, que satisfaga a los contendientes, no se vislumbra en un plazo de tiempo razonable. Y cuanto más dure la guerra, peores serán sus consecuencias y más difícil será encontrar una salida”, indica Francisco José Dacoba, general de brigada del Ejército de Tierra y Director del Instituto Español de Estudios Estratégicos.

Las consecuencias más inmediatas son las que está sufriendo la propia población ucraniana. Muchos supervivientes encuentran ayuda en organizaciones tan diversas como Aldeas Infantiles SOS, la cual ha incrementado su actividad en Ucrania y ya atiende a más de 35.000 personas afectadas por la guerra. Ayudar a niños y familias en Ucrania sigue siendo una prioridad, a pesar de que los medios de comunicación ya no centran tanto su mirada en las consecuencias humanas. El propio Dacoba lo apunta así: “Es evidente que las peores consecuencias de esta guerra, en el corto y en el largo plazo, las pagará Ucrania de una manera dramática: un país amputado territorialmente ya desde que Rusia se anexionó la península de Crimea en 2014, con sus infraestructuras arrasadas, su población diezmada por los combates y por la emigración forzada y con su economía destruida. La concesión a Ucrania de la condición de país candidato a la adhesión a la UE apenas supone una pizca de esperanza en tan desolador panorama”.

¿Cómo ayudar a Ucrania? La realidad es que, las personas de a pie solo tienen una medida efectiva 100% y es colaborar económicamente a través de ong 's especializadas y con dilatada experiencia sobre el terreno.

Aldeas Infantiles SOS, por ejemplo, ha activado la Respuesta a Emergencias para prevenir la separación familiar durante los desplazamientos y proveer de refugio, alimentos, productos de higiene y apoyo psicológico a las familias y a los niños y niñas. La Guerra de Ucrania en los niños tendrá un efecto psicológico devastador ya a corto plazo, así que uno de los objetivos principales es conseguir mantener a las familias unidas y garantizar un entorno seguro y protector a los niños y niñas no acompañados.

Sobre la acogida de niños ucranianos se habló mucho al inicio del conflicto armado pero lo cierto es que, como para cualquier otra acogida de un menor, se debe realizar una formación específica en acogimiento familiar y participar en un proceso de valoración de idoneidad, así es cómo acoger a niños ucranianos.

Mientras las ong’s trabajan sobre el terreno, la comunidad internacional debe buscar el modo de poner el punto y final a los combates. 

Ucrania está en emergencia y se puede seguir ayudando económicamente
Comentarios