Buscar

MUNDIARIO

Trump apelaría a una pólemica ley para acabar con las protestas por George Floyd en EE UU

El presidente estadounidense invocaría la ley de la insurrección que  autoriza el despliegue de tropas militares en casos de disturbios civiles. “Es una de las herramientas disponibles”, respondió la Casa Blanca. 
Trump apelaría a una pólemica ley para acabar con las protestas por George Floyd en EE UU
Donald Trump. Casa Blanca.
Donald Trump. Casa Blanca.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Donald Trump tendría en mente una solución radical para acabar con las protestas por la muerte de George Floyd. El presidente de Estados Unidos apelaría a la Ley de Insurrección, que le permitiría desplegar tropas en distintas ciudades del país para contener las protestas que desde hace días se han desatado en decenas de ciudades. Así lo ha asegurado una fuente de la NBC News. 

Si bien el Gobierno no se expresó hasta el momento sobre esta cuestión, este lunes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, durante una reunión informativa con la prensa, dejó abierta la posibilidad de que se invoque la ley. “La Ley de Insurrección es una de las herramientas disponibles, si el presidente decide seguir con eso, es su prerrogativa”, manifestó McEnany.

Según indica NBC, los gobernadores suelen preferir las fuerzas de la Guardia Nacional en estos casos porque pueden desempeñar legalmente funciones policiales, mientras que las tropas en servicio activo no pueden, de acuerdo a una ley de 1878 que prohíbe al Gobierno utilizar las fuerzas militares para actuar como fuerza policial dentro de las fronteras del país. 

De concretarse esa opción, sería la primera que se invoca la ley desde 1992, cuando se aplicó durante los disturbios de Rodney King, en Los Ángeles. En ese entonces la medida fue solicitada por el entonces gobernador de California, Pete Wilson. Estas versiones sobre la posible invocación de la Ley de Insurrección se da en medio de las críticas de Trump a los gobernadores estatales por su respuesta a los disturbios de los últimos días.

Como sea, las protestas por el fallecimiento de George Floyd ha dejado como consecuencia más de 4.400 personas han sido arrestadas desde que estas comenzaron la semana pasada en los Estados Unidos. @mundiario