Buscar

MUNDIARIO

El transporte público perdió casi 400 millones de pasajeros en mayo por la pandemia

En el período enero-mayo, el número de viajeros descendió un 45,6%, lo que se refleja en una pérdida estimada de más de 100 millones de euros en ese lapso. 

El transporte público perdió casi 400 millones de pasajeros en mayo por la pandemia
Pasajeros esperando el autobús en Barcelona / elmundo.es
Pasajeros esperando el autobús en Barcelona / elmundo.es

La movilidad dinámica y fluida ya es cosa del pasado en España. La crisis del coronavirus ha retraído la demanda de viajes y desplazamientos en transporte público para la sociedad española. Aunque la nueva normalidad ya esté instalada, su recuperación no será tan rápida como lo fue el plan de desescalada que activó el Gobierno. 

Y es que en medio del aparente y relativo control de la Covid-19 en el país, el número de usuarios del transporte público cayó en mayo un 84,2% en comparación con el mismo mes del año anterior. La caída representa un duro golpe para el sector al pasar de más de 465 millones de viajes a 73,1 millones, aunque las cifras son un poco mejores que las de abril debido a que a principios de mayo se empezó a flexibilizar la circulación de personas dentro del plan de transición a la nueva normalidad.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, pues cada vez se reduce más la afluencia de ciudadanos que salen a tomar el autobús o el metro para trasladarse a otros sitios o ciudades debido a que son focos potenciales de contagio al no poder evitar las aglomeraciones en las unidades.

Según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), “el transporte aéreo siguió siendo el más afectado por la paralización de la actividad para hacer frente al coronavirus y registró un descenso del 97,8% sobre mayo de 2019, ya que apenas se computaron 80.000 pasajeros frente a los 3,67 millones de hace un año”, detalla el informe del organismo.

Esto implica que el impacto económico de ese retroceso en el sector representa una pérdida estimada de entre 1 y 8 millones de euros en ingresos netos por la caída en la afluencia de pasajeros.

En el período enero-mayo, el número de viajeros descendió un 45,6%, lo que se refleja en una pérdida estimada de más de 100 millones de euros en ese lapso. 

Sin duda, la crisis del coronavirus ha modificado los patrones de movilidad y de la dinámica social en España debido al impacto del confinamiento sobre la actividad civil cotidiana y sobre la economía en cada uno de sus sectores esenciales. @mundiario