La transexualidad deja de ser una enfermedad mental, según la OMS

Representación de la transexualidad. / Observatorio de Bioética.
Representación de la transexualidad. / Observatorio de Bioética.

Un nuevo listado de la Organización Mundial de la Salud ha dejado afuera de las enfermedades mentales a las personas con “incongruencia de género” , mientras que detalla como nuevo trastorno la adicción a los juegos digitales.

La transexualidad deja de ser una enfermedad mental, según la OMS

Esta semana la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado un nuevo listado de enfermedades que se llevará a debate en la próxima asamblea general del ente que tendrá lugar el año que viene. La lista tiene le nombre de ICD-11, y una de sus principales novedades es que saca del apartado de enfermedades mentales la “incongruencia de género” –la transexualidad-, dejándolo relegado hasta la sección destinada a las disfunciones sexuales. Con esto, la OMS expresa que la transexualidad deja de ser una enfermedad y se convierte en un problema físico que viene definido por la falta de adecuación que algunas personas sienten con las características de su cuerpo.

La decisión de la OMS ha sido promovida para intentar normalizar la situación de muchas personas que tienen dicha condición. Se trata de una acción que ya tomaron en 1990 cuando sacaron a la homosexualidad de la lista y es una forma de evitar que ciertas persones justifiquen curar la transexualidad por ser considerada una enfermedad.

“En un mundo de 7.400 millones de personas que hablan 7.000 idiomas, el ICD ofrece una definición común para registrar, informar y monitorizar”, señala la OMS a través de la web.

Con su movida, la OMS desea dejar atrás la discriminación y violencia contra estas personas; además de agilizar el proceso de ubicarse en su género real. Este nuevo procedimiento podría cambiar para siempre las normas legales de algunos países, como por ejemplo, en España donde la norma exige que para iniciar el proceso de cambio de género la persona primero deberá pasar por una evaluación psicológica que determinará si acaso debería o no cambiar.

Por otra parte, la lista incluye la adicción a los videojuegos en el listado, un apartado al que desean dedicarse lo antes posible debido a que están perdiendo mucho terreno, en especial, frente a los más jóvenes. @mundiario

La transexualidad deja de ser una enfermedad mental, según la OMS
Comentarios