Una trágica semana: oleada de violencia de género deja cuatro víctimas mortales

Protesta contra la violencia de género. / nuevolaredo.tv
Protesta contra la violencia de género. / nuevolaredo.tv

En tan solo cinco días, cuatro presuntos agresores machistas han segado la vida de tres mujeres y una niña de cinco años, dejando a otra mujer en coma y a dos menores heridos.

Una trágica semana: oleada de violencia de género deja cuatro víctimas mortales

Semana lúgubre en España por la violencia de género: cuatro presuntos agresores machistas han perpetrado actos de violencia extrema, cobrándose la vida de tres mujeres y de una niña de cinco años, mientras otra mujer permanece en coma y dos menores se recuperan de las heridas infligidas.

Los trágicos sucesos tuvieron lugar en distintas partes del país: Madrid, Valencia y Tenerife. Las víctimas, identificadas como Fátima, Tatiana Beatriz, Leticia, y la pequeña Abril, han dejado tras de sí un rastro de dolor y conmoción. Dos de las mujeres habían denunciado en el pasado a sus agresores, revelando una alarmante vulnerabilidad del sistema de protección.

En Sagunto, Valencia, Fátima, de 34 años, fue asesinada por su expareja, un hombre de 39 años de la misma nacionalidad. Este individuo, con antecedentes por maltrato y una condena previa en 2016, se entregó a la policía confesando el crimen. La hija de la víctima, de 13 años, resultó herida al caer desde un segundo piso, manteniendo un pronóstico reservado.

En Madrid, Tatiana Beatriz y su hija Abril, de 5 años, fueron víctimas de un crimen cometido por la expareja de esta, quien posteriormente intentó quitarse la vida. A pesar de denuncias previas y una orden de protección, las medidas de seguridad fueron retiradas, y el agresor fue absuelto en diciembre de 2022. El crimen vicario de la pequeña Abril es el segundo en España este año tras el de India, de 8 años, en Valladolid.

Combatir y prevenir la violencia de género

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se tiñó de luto con el asesinato de Leticia en Madrid. Estrangulada en su propia casa en presencia de sus dos hijos menores, este caso revela la imperiosa necesidad de reforzar las medidas de protección y prevención, incluso en situaciones sin denuncias previas.

En Tenerife, la semana culminó con una agresión de violencia extrema en Arona, donde un hombre de 31 años incendió su vivienda, dejando a una mujer de 34 años en coma inducido y a su hijo herido leve. En este caso, no constan denuncias previas por violencia de género.

Ante esta concentración de crímenes, la Ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha manifestado la urgencia de fortalecer los recursos para combatir y prevenir la violencia de género, subrayando que "la democracia española no puede tolerar más asesinatos machistas". La sociedad, en su conjunto, se enfrenta a la imperiosa tarea de erradicar este flagelo que persiste, cobrándose la vida de mujeres y dejando huérfanos a menores inocentes. @mundiario

Comentarios