En torno a la traducción literaria

Libro.
Libro.

La traducción literaria plantea problemas concretos debido a la forma y contenido del mensaje, así como las diferencias culturales podrían plantear problemas.

En torno a la traducción literaria

Como es sabido, la traducción se ramifica a diversos tipos. Por ende, se suele hablar de la traducción científica, la histórica, la técnica y la literaria. etc. Antonio Gil Carrasco nos llama la atención al aseverar que:

 “el desarrollo del proceso de traducción literaria no es, en principio, diferente del de otras clases de traducción, como son la traducción científico-técnica, legal, bíblica y de otros escritos religiosos, etc. El problema reside en establecer criterios de calidad, criterios que nos permitan calificar el producto de acertado. No se puede juzgar una traducción ni de buena, ni de mala, ya que son juicios subjetivos y globales que bloquean la posibilidad de un análisis detallado. Además, bueno y malo son posiciones extremas que se asemejan a criterios morales que nada tienen que ver cuando juzgamos un producto de la inteligencia y del espíritu humano. Acertado o apropiado como dicen algunos, es un valor relativo, como lo debe ser cualquier valoración sobre una realización humana, que un traductor crea (por un contrato de trabajo) para que sirva a un lector que adquiere (compra) y utiliza este producto. Como dice Paul Valèry, traducir es producir con medios diferentes efectos análogos”(1).

La traducción literaria plantea problemas concretos debido a la forma y contenido del mensaje, así como las diferencias culturales podrían plantear problemas. En este sentido dice el crítico marroquí Hamid Lahmidani que cuando se trata de la traducción creativa no podemos traducir automáticamente o literalmente. Creemos que las particularidades de la traducción literaria vienen de las siguientes problemáticas: la rareza de la construcción lingüística, la dificultad de la traducción de las imágenes y la imposibilidad de la transferencia de la misma métrica.(2)

No obstante, para nosotros cada traductor producirá una versión diferente de cada texto literario atendiendo a su formación y al grado de subjetividad que esto implique. Hay que destacar que la diferencia entre literalidad, libertad, fidelidad y belleza es difícil de postular y no hay normas universales para ella.

 Así mismo, el traductor debe estar constantemente tomando decisiones para encontrar la mejor traducción desde su punto de vista y la capacidad de adquirir conocimientos sobre las dificultades que se le plantean a lo largo de su trayectoria como traductor.

 Aunque la traducción literaria es muy compleja, esto no nos impide de traducir. Porque tal como lo subraya Mohammed Didaoui, la traducción es una clave de la ciencia y de todo progreso sin lugar a dudas.(3)

Pues, desde el siglo (IV A. J. C) venían traduciéndose obras literarias como nos hace recordar Jean Claude Gémar a través de su estudio: La traduction est - elle civilisatrice? Fonctions de la traduction et degrés de civilisation.(4)

 Además, Ana Ramos Calvo señala la antigüedad del hecho de traducir obras incluidas las literarias al decir que:

“Secularmente se han venido traduciendo textos de unas lenguas a otras de una manera empírica, artesanal. Esto no quiere decir que no se haya reflexionado y teorizado sobre el arte de la traducción, ni que los grandes traductores de la historia hayan dejado de proponer sus teorías. Por poner un ejemplo, al-Djahiz, en un capítulo de su Kitab al-Hayawan, dedicado a la Historia de la Poesía, destaca el valor de la traducción en sí misma, así como de las condiciones que debe tener un buen trujamán, esto es, su amplio conocimiento de las lenguas de origen y de llegada, su identificación con el autor, su especialización en el tema sobre el que versa el texto original, su método y los secretos de sus limitaciones. Con todo ello, el gran autor abbasí forma un cuerpo teórico” (5)

Por lo que se refiere al sinfín de los papeles que desempeña sobre todo la traducción literaria, recordamos que ya hemos juzgado útil llevar a cabo nuestra tesina de Master en traducción y comunicación en español en torno a esta temática. Entonces, hemos elegido una novela muy representativa de la novelística marroquí contemporánea que es “Una tentativa para vivir” (6) del novelista marroquí Mohammed Zafzāf. La hemos traducido del árabe al español. Tratándose de las causas de este trabajo de traducción, las podemos resumir en lo que sigue:

- El pasado común que tiene nuestro país con España.

- La proximidad geográfica entre los dos países.

- Los intereses comunes de los mismos.

- El imaginario mediterráneo que poseen.

- La calidad de la literatura marroquí contemporánea

- El buen número de los arabistas españoles y de los hispanistas marroquíes igualmente.

- Por ser la traducción de la literatura un medio culto y civil para dar a conocer nuestro patrimonio, nuestra cultura, nuestro idioma, nuestras costumbres, nuestro imaginario, nuestros valores humanos al otro español.

En lo que atañe a la metodología de trabajo hemos optado por una división tripartita. Pues, en la primera parte hemos tratado de presentar la obra objeto de traducción centrando nuestro interés en los aspectos más relevantes como el valor de “Una tentativa para vivir” en la narrativa (7) marroquí contemporánea y las características del mundo creativo de Mohammed Zafzāf entre otros.

Tratándose de la segunda parte, la hemos dedicado a la traducción de dicha novela del árabe al español. Con respecto a la tercera parte, la hemos dedicado a un comentario traductológico. Es decir, esta última parte ha sido un espacio en el que hemos podido dilucidar las series de decisiones traductoras que veníamos tomando al traducir esta novela. Dicho comentario traductológico giró en torno a tres ejes centrales: Los nombres propios, las figuras de estilo y la fraseología.

 Al fin y al cabo, no hemos pretendido presentar una traducción definitiva a esta novela, porque en nuestro modo de ver las cosas, las traducciones definitivas originalmente no existen y cuando un texto se traduce definitivamente muere al decir del filósofo marroquí Abdessalam Benabdelali (8):

 A decir verdades, nadie puede negar los papeles que desempeñó, desempeña y seguirá desempeñando la traducción en las sociedades humanas, sea en oriente sea en occidente. Ya la traducción es el destino del mundo contemporáneo, sobre todo, su forma que ha constituido el eje de nuestra reflexión acá, a saber, la literaria.


Bibliografía

*BENABDELALI, Abdessalam: “Fi attarjama”, publicaciones de la serie “Chira’”, N 40, Octubre de 1998, Tánger, Marruecos.

*CLAUDE GÉMAR, Jean: La traduction est - elle civilisatrice? Fonctions de la traduction et degrés de civilisation, in Meta, XXXV, 1,1990.

*DIDAOUI, Mohammed: “Minhaj Al – Motarjim : baina al – kitaba wa listilah wa lhiwaya wa lihtiraf”, publicaciones de Al – Markaz Attakafi Al – Arabi, primera edición, 2005, Casablanca, Marruecos.

*GIL CARRASCO, Antonio: práctica de la traducción literaria, véase este enlace:

http://cvc.cervantes.es/lengua/aproximaciones/carrasco.htm.

*LAHMIDANI, Hamid: “Attarjama Al – adabia Attahliliya”, publicaciones del proyecto de investigación crítica y teoría de traducción (PROTARS), primera edición, Junio de 2005, Fez, Marruecos. 

*RAMOS CALVO, Ana: Teoría y Práctica de la Traducción Literaria. Véase este elace:

http://hottopos.com/mirand8/anaramo.htm.

*TORRE, Esteban: “Teoría de la traducción literaria”, Madrid, ed. Síntesis. S. A, primera reimpresión, septiembre 2001.

*ZAFZAF, Mohammed: “Mohawalat ‘aich”, publicaciones de Al – Markaz Attakafi Al – Arabi, segunda edición 2008, Casablanca, Marruecos.

 

 

1.Véase su ensayo publicado en el portal del Centro virtual Cervantes bajo este título: Práctica de la traducción literaria. http://cvc.cervantes.es/lengua/aproximaciones/carrasco.htm

2. LAHMIDANI, Hamid: “Attarjama Al – adabia Attahliliya”, publicaciones del proyecto de investigación crítica y teoría de traducción (PROTARS), primera edición, Junio de 2005, Fez, Marruecos, p. 11. 

3. DIDAOUI, Mohammed : “Minhaj Al – Motarjim : baina al – kitaba wa listilah wa lhiwaya wa lihtiraf”, publicaciones de Al – Markaz Attakafi Al – Arabi, primera edición, 2005, Casablanca, Marruecos, p. 8. 

4. CLAUDE GÉMAR, Jean: La traduction est - elle civilisatrice? Fonctions de la traduction et degrés de civilisation, in Meta, XXXV, 1,1990.

5. RAMOS CALVO, Ana: Teoría y Práctica de la Traducción Literaria. Véase este elace: http://hottopos.com/mirand8/anaramo.htm

6. ZAFZAF, Mohammed: “Mohawalat ‘aich”, publicaciones de Al – Markaz Attakafi Al – Arabi, segunda edición 2008, Casablanca, Marruecos.

7. Para nosotros, la narrativa como faceta de la literatura se presta a la traducción más que la otra faceta que es la poesía. La poesía presenta retos especiales para los traductores, dada la importancia de los aspectos formales del texto, además del contenido. En su influyente trabajo de 1959 titulado "On Linguistic Aspects of Translation", el lingüista y semiótico ruso Roman Jakobson declaró que "la poesía, por definición, es intraducible". Robert Frost era igualmente pesimista: "La poesía es aquello que se pierde en las traducciones". Véase Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Traducci%C3%B3n_literaria

8. BENABDELALI, Abdessalam: “Fi attarjama”, publicaciones de la serie “Chira’”, N 40, Octubre de 1998, Tánger, Marruecos, p. 19.

  

 

En torno a la traducción literaria
Comentarios