Toño Sanchís, una marioneta que baila lo que Telecinco dicta en GH Vip

Tono-Sanchis, GH VIP/ Eldiario.es
Tono-Sanchis, GH VIP/ Eldiario.es

La historia televisiva del ex-representante de Belén Esteban sobrecoge porque, por desgracia, es la crónica anunciada de una muerte mediática.

Toño Sanchís, una marioneta que baila lo que Telecinco dicta en GH Vip

Duele decir esta clase de cosas. Pero lo de Toño clama al cielo. Por dinero,un hombre es capaz de hacer de todo. Y Toño ha entrado a GH Vip porque básicamente necesita el dinero y la popularidad que da más dinero. Así es y lo será por siempre.

Lo que conmueve y da vértigo es que el virrey de Telecinco, el virrey del amarillismo, uno de los representantes más carismáticos, venerados y envidiados de la televisión, ahora se ve reducido a ser esa clase de pelele que está sirviendo de sparring a Telecinco para mantener la audiencia de un programa que tiene muy poco de decir ya en televisión. Si es que lo dijo alguna vez.

Lo que es la vida. Telecinco se alimenta ahora del fracaso del que, no hace mucho, era el emisario de Jerjes, el hombre de confianza y tesorero de la gallina de huevos de oro de uno de los canales privados de televisión que más dinero generan cada año.

Telecinco es caritativa con el débil, es generosa con el venido a menos, con ese crash test dummy que es ahora mismo Toño Sanchís. Telecingo es santa. GH Vip ha acogido al hijo pródigo para sacrificarlo en público ante los belenistas, ante la audiencia que ama a Belén Esteban sobre todas las cosas, ante los adictos irrenunciables del Sálvame, ante esos periodistas que confunden intimidad con el despiece en los mataderos.

Sobrecoge ver a un triunfador en ese estado. Deleznable. Impedido. En caída libre. Pero Telecinco es como la vida. Jodidamente imprevisible e indeseable.

Toño Sanchís, una marioneta que baila lo que Telecinco dicta en GH Vip
Comentarios