¿Todo es lícito para provocar que el público entre en nuestras publicaciones?

Tuit de disculpa de la revista Telva
Tuit de disculpa de la revista Telva

Una conocida revista hace referencia al fondo de armario de la cantante tras el atentado de Mánchester que provocó más de 20 muertos.

¿Todo es lícito para provocar que el público entre en nuestras publicaciones?

Todos nos hemos estremecido esta semana, tras el atroz atentado en Mánchester durante el concierto de Ariana Grande, que ha dejado 22 muertos y casi 60 heridos, algunos aún en estado crítico. Aunque no todos. Siempre aparece algún descerebrado que lamenta en las redes sociales que no haya fallecido en el atentado un entrenador de fútbol. Sinceramente soy incapaz de encontrar la razón. Desconozco la causa de tanta inquina. ¿Por ser del equipo rival? Hay otros ¿periodistas? que lo único que les interesó cuando se enteraron de la noticia era si había ocurrido en el estadio del Manchester United o del Manchester City porque el fútbol es lo más importante. Y por supuesto, siempre hay quien supera toda desvergüenza y sentido ético. En un alarde de insensibilidad y de falta de humanidad, aprovecharon el atentado para publicar tuits acerca del fabuloso fondo de armario de la cantante. ¿No lo creen? Aquí les dejo la prueba.

Tuit de la revista Telva

Tuit de la revista Telva.

Sí. Sé que posteriormente, y tras la polémica de su primer tuit —que por supuesto eliminaron de su cuenta— publicaron la disculpa de rigor. También les he incluido la captura de pantalla correspondiente. No me tachen de oportunista. Una disculpa que suena a robótica. Falta la voz metálica que diga: Su disculpa, gracias. Repugnante. Como quien expende tabaco, o tras un repostaje en la gasolinera. Es lo que tiene vivir en una sociedad en la que lo único que prima es el número de personas que visita nuestro perfil, o en el caso, nuestra publicación. Es la forma elegante, o posmoderna, de decir que solo nos preocupamos de nosotros mismos. Es el neoegoísmo. Nos da igual que hayan muerto tantas personas, mientras seamos los más populares. O hayamos ganado unas monedas. ¿Vivimos en una sociedad enferma?

Luego nos sorprendemos de que un niñato de 18 años mate —presuntamente— de un puñetazo a un señor octogenario por un incidente de tráfico. Es el egoísmo llevado a su máxima expresión. Son los valores que hemos aprendido... y que transmitimos a nuestros hijos. A pensar solo en nosotros. A lo mejor ha llegado ya el momento de parar, reflexionar y saber qué es lo que queremos. Quizá, podríamos empezar por trasmitirles verdaderos valores. Empezando por nuestra casa, haciéndoles ver que no son dioses con derecho a todo. Continuando por la escuela, y terminando con los mensajes que les llegan desde el exterior. Y a lo mejor la señora Grande tiene miles de vestidos preciosos, pero es algo tan sumamente banal que no merece la pena ser comentado en ningún medio, y menos tras algo tan grave como la muerte de inocentes.

Piensen. Sean buenos.

Hoy es el cumpleaños de la musa musical del blog, doña @BeatrizBagatela, así que esta semana tenemos dos canciones regalo. La primera la felicitación especial enviada directamente desde Dublín. Con todos ustedes: ¡U2!

 

Y ahora la canción regalo. Minimal affection. Reconozco que esta semana no iba a hacerle caso e iba a incluir una canción de U2, pero accederemos a su petición como regalo de cumple. Un beso Beatrice. Con todos ustedes: ¡The Vaccines!

¿Todo es lícito para provocar que el público entre en nuestras publicaciones?
Comentarios