Buscar

MUNDIARIO

Los tiburones tigre se alimentan de aves cantoras en el Golfo de México

Un nuevo estudio revela que los tiburones tigre toman bocadillos de forma regular en los aviadores de temporada, masticando aves que caen al mar, muertas o vivas.

Los tiburones tigre se alimentan de aves cantoras en el Golfo de México
Tiburón tigre. / National Geographic.
Tiburón tigre. / National Geographic.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Cada otoño, los observadores de aves a lo largo de la costa del Golfo de América del Norte anticipan con entusiasmo la llegada de una variedad de aves cantoras. No son los únicos. Un nuevo estudio revela que los tiburones tigre beben bocadillos de forma regular en los aviadores de temporada, masticando aves que caen al mar, muertas o vivas.

El estudio se remonta a 2010, cuando los investigadores identificaron un fajo de plumas viscosas barridas por un tiburón tigre (Galeocerdo Cuvier) capturado en el Golfo de México. Se han encontrado tiburones con todo, desde gallineros hasta artillería sin explotar en sus estómagos, y el equipo esperaba que las plumas procedieran de un ave marina. En cambio, pertenecían a un pájaro cantor.

Para averiguar si este fenómeno era más generalizado, el equipo examinó el contenido del estómago de los tiburones tigre bebé de 2010 a 2018. El equipo atrapó a los tiburones con una caña y un carrete y luego se metió tubos de plástico en las gargantas antes de liberar a los animales de vuelta al Océano.

Cuarenta y uno de los 105 tiburones tigre que los investigadores examinaron tenían plumas de ave en el estómago. Los ornitólogos locales podían identificar las plumas menos digeridas, pero algunas estaban tan lejos que requerían un análisis de ADN. Los científicos identificaron arrugas, gorriones e incluso palomas en las gargantas de los 41 tiburones, con un total de 11 especies diferentes, ninguna de las cuales era marina, informan hoy en Ecología.

Los investigadores creen que las aves migratorias encuentran su camino hacia la boca de los tiburones cuando las tormentas de otoño los tiran al mar, donde, incapaces de volver a despegar, se ahogan y se convierten en un bufé de plumas.   @mundiario