Buscar

MUNDIARIO

The Big Hole pasa por ser la mayor excavación hecha a mano en el mundo

Se estima que de esta mina, antes de ser abandonada, salieron unas 3 toneladas de diamantes y que para obtenerlos se retiraron más de 22 millones de toneladas de tierra.

The Big Hole pasa por ser la mayor excavación hecha a mano en el mundo
The Big Hole. /  anur
The Big Hole. / anur

The Big Hole era una antigua mina de diamantes que se cerró en 1914 y ahora es un enorme cráter lleno de agua, con más de 200 metros de profundidad y un perímetro de más de 1,5 kilómetros, a los pies de la ciudad de Kimberley (Sudáfrica).

Hace 150 años, el sitio que ocupa “el Gran Agujero” era una colina de cima plana, sin atractivos, y cuando se corrió la voz de que habían sido descubiertos diamantes, miles de buscadores de oro, simplemente armados con picos, palas y esperanza, fueron llegando a Kimberly y se abrió la mayor excavación realizada a mano en el mundo. Las prisas por encontrar el tesoro enterrado y la excavación frenética de los mineros son ahora parte de la rica historia de esta ciudad.

La historia de Kimberley se inició en 1867 cuando un chico, Erasmus Jacobs, descubrió una piedra inusualmente brillante y se la llevó a su granja para jugar con sus hermanas, pero sus padres la identificaron como un diamante. La gran fiebre de los diamantes se desató tres años más tarde al encontrar Nicolaas de Beers, propietario de la granja Zandfontein, un puñado de esas piedras y más de 30.000 personas llegaron a la zona. Las primeras casas construidas por los buscadores de diamantes son ahora el centro de la ciudad, cuyo mayor atractivo es todavía el Big Hole. Alrededor de la antigua mina se ha establecido un museo, con los edificios bellamente restaurados y una exposición permanente sobre la fiebre del diamante.