Tess, el satélite con el que la NASA prevé descubrir nuevos mundos

Lanzamiento de Tess. NASA.
Lanzamiento de Tess. / NASA.

La agencia estadounidense ha lanzado una nueva nave con avances tecnológicos que les permitiría despejar muchas de las dudas que siguen rodeando al espacio exterior.

Tess, el satélite con el que la NASA prevé descubrir nuevos mundos

El satélite Tess fue lanzado el miércoles 18 de abril por la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) desde Cabo Cañaveral, Florida, y cuya misión es encontrar nuevos mundos más allá de nuestro sistema solar. Esta nueva nave investigará estrellas lejanas para captar la caída del brillo que ocurre cuando los planetas que la orbitan pasan por delante.

El objetivo principal del satélite será recolectar la suficiente información de diferentes muchos para crear un gran catálogo que será estudiado desde la Tierra con ayuda de los telescopios que servirán para estudiar los nuevos descubrimientos de forma más detallada.

“Tess está equipado con cuatro cámaras muy sensibles que permitirán monitorear casi todo el cielo”, señaló George Ricker, responsable de la misión. Tess es conocido como el telescopio más potente lanzado por la NASA hasta hora y entró en órbita en un cohete Falcon 9 de la empresa independiente Space X.

Según los encargados de la misión, Tess permanecerá rodeando a la Luna gracias a la órbita diseñada para que quede “atrapada” en la gravedad del satélite natural de la tierra. La razón de esto, es para evitar utilizar un exceso de combustible y que la misión perdure por más tiempo o al menos, hasta que la NASA considere necesario.

Tess es el sucesor de Kepler, pero se diferencian por distintas razones. Por ejemplo, Kepler logró hallar más de 2.000 exoplanetas, pero la mayoría se encuentran en una zona muy concreta del universo y están a una distancia muy lejana de la Tierra. En cambio, Tess tiene la capacidad para mirar en más y diversas zonas del espacio, logrando escanear el cielo en periodos de 27 días, logrando captar el 87% del espacio en unos dos años.

En esos dos años, los expertos esperan encontrar entre 2.000 y 3.000 planetas con altas posibilidades de ser muy parecidos a la Tierra. Todo lo que capte será agregado a una base de datos que otras estaciones espaciales podrán utilizar. Pero no basta con encontrar los planetas, sino la intensidad con la que podrán ser observados que ayudará a que los expertos estudien de una forma más fácil y rápida cualquier hallazgo que consideren interesante.

Y es que Tess llega en el momento propicio, ya que en los próximos años serán estrenados nuevos telescopios con mejoras avanzadas que permitirán estudiar de forma detallada las atmósferas de planetas lejanos.  

Hubble, el Telescopio Extremadamente Grande y el Ariel de la Agencia Espacial Europea empezarán a funcionar a partir del 2020 y se prevé que todos ayuden a esclarecer los misterios del espacio, específicamente, en el estudio de nuevos mundos donde los expertos sean capaces de localizar biomarcadores que les indiquen que hay vida, es decir, oxígeno, vapor de agua o metano. @mundiario

Tess, el satélite con el que la NASA prevé descubrir nuevos mundos
Comentarios