Los terremotos mueven el eje de la Tierra y están acelerando su rotación

La Tierra.
La Tierra.

La Tierra no es una esfera perfecta: continentes y océanos están distribuidos de forma desigual alrededor del planeta. Existe más tierra en el hemisferio norte y más agua en el sur.

Los terremotos mueven el eje de la Tierra y están acelerando su rotación

Todo movimiento sísmico de cierta intensidad, como el ocurrido recientemente en China, provoca un desplazamiento del eje de nuestro planeta y un acortamiento en la duración de los días.

¿Cómo se explica esto? La Tierra no es una esfera perfecta: continentes y océanos están distribuidos de forma desigual alrededor del planeta. Existe más tierra en el hemisferio norte y más agua en el sur, un extenso océano en el oeste y grandes masas de hielo en los casquetes polares. Esta distribución desigual de tierras y océanos determina un equilibrio de masa, y si redistribuimos o recargamos material sobre ciertas regiones de la corteza terrestre entonces cambiamos el equilibrio de masa y el eje de giro de nuestro planeta se desplaza.

En realidad esto no es algo inusual: después que finalizó la última edad glaciar (hace algo más de 10.000 años) muchas capas pesadas de hielo desaparecieron. Esto aligeró ciertas partes de la corteza y del manto de la Tierra, permitiendo que el planeta adquiriera una forma más esférica.

La descarga de los glaciares generó una especie de “vibración” planetaria cuyos ecos se sienten aún hoy en día.

La tendencia a la esfericidad determina que el eje de equilibrio de masa –y en consecuencia el eje de rotación- se mueva unos 10 centímetros por año.

Durante un movimiento sísmico de cierta intensidad el eje de rotación se desplaza lo que normalmente tardaría un año.

El terremoto de 7 grados en la escala Richter, registrado el pasado 20 de abril en la provincia de Sichuan (China) movió tanto material de la corteza que en pocos minutos la inclinación del eje terrestre fue alterado.

La duración de los días. El geofísico Richard Gross del JPL (Laboratorio a Propulsión a Chorro de la NASA) ubicado en Pasadena (California), estudió en 2010 junto a su equipo de trabajo, el terremoto sufrido por Chile el 27 de febrero de ese año y concluyó que el eje terrestre se inclinó unos 8 centímetros y acortó la duración de los días en varios microsegundos.

Se ha calculado que el terremoto de Japón de 9 grados en la escala de Richter y que produjo el accidente en la planta nuclear de Fukushima el 11 de marzo de 2011 aceleró la rotación del planeta y desplazó 15 centímetros el eje planetario.

En realidad la rotación de la Tierra se acelera o se ralentiza debido a las mareas, las corrientes oceánicas, los vientos y los movimientos convectivos del núcleo fluido.

Nuestro “pequeño mundo azul” es increíblemente frágil y su estabilidad física está determinada por numerosas variables dinámicas. Cambios pequeños, aparentemente insignificantes, en la velocidad de giro de la Tierra o en la inclinación del eje no tienen, en lo inmediato, consecuencias dramáticas. Sin embargo su efecto es acumulativo y con el transcurso del tiempo sus repercusiones a nivel global son impredecibles.

Los terremotos mueven el eje de la Tierra y están acelerando su rotación
Comentarios