Tras un terremoto y un tsunami, Indonesia registra la erupción de un volcán

Soputan, volcán indonesio que entró en erupción. RR SS
Soputan, volcán indonesio que entró en erupción. / RR SS.

El Soputan se encuentra ubicado a unos 600 kilómetros al noroeste de Palu, el epicentro del seísmo registrado la pasada semana que ocasionó un tsunami que golpeó a la isla de Cébeles causando la muerte de más de 1.400 personas. El tercer desastre natural aviva el temor de una nueva catástrofe con más víctimas mortales.

Tras un terremoto y un tsunami, Indonesia registra la erupción de un volcán

Un nuevo desastre natural sacude a Indonesia que la semana pasada registró un terremoto y un tsunami que golpearon a la isla de Cébeles, al noroeste del país, y que a la fecha ha dejado más de 1.400 muertos. Ahora la erupción del volcán Soputan hace temer a los habitantes y a las autoridades por la posibilidad de que la catástrofe siga creciendo cobrándose más víctimas mortales. El volcán se encuentra ubicado a unos 600 kilómetros de Palu, el epicentro del seísmo y la zona que más víctimas ha registrado.

Por ahora no hay víctimas mortales ni daños considerables en alguno de los municipios cercanos al volcán. Tampoco se ha emitido una orden de evacuación de parte de las autoridades. Indonesia se ubica en el Anillo de Fuego del Pacífico, lo que quiere decir que es un país que registra mucha actividad volcánica y movimientos de las placas tectónicas. En el país, con más de 250 millones de habitantes, existen unos 120 volcanes propensos a entrar en erupción.

El Soputan entró en erupción en la madrugada del miércoles emitiendo una gran columna de humo y ceniza de 4.000 metros de altura, según detalló Efe. La agencia también cita a un experto en vulcanología del país quien aseguró que es probable que la erupción pudo haberse acelerado a causa del terremoto y el tsunami que afectaron a las isla de Cébeles.

Aunque las autoridades no han emitido ninguna alerta, a los equipos de rescate les preocupa que la situación siga empeorando. El problema no solo está en Palu, también hay zonas fronterizas como Donggala que están viviendo una situación muy complicada debido a la falta de alimentos, medicinas, agua potable y gasolina.

Al parecer, el Ejecutivo indonesio no ha logrado solventar la situación. Según la ONU, tras la catástrofe hay al menos 46.000 menores en situación de emergencia y el número de desplazados en total ascienden a 61.000. El Gobierno indonesio ha respondido solicitando ayuda internacional para poder aumentar las labores de rescate de los supervivientes que están siendo comandadas por el Ejército. Un portavoz de Unicef advirtió que los menores no solo están expuestos a la falta de alimentos o agua potable, sino que se enfrentan a abusos sexuales o a ser víctimas del tráfico de personas.  @mundiario

Tras un terremoto y un tsunami, Indonesia registra la erupción de un volcán
Comentarios