La surrealista demanda de un ciego a Playboy

Conejitas Playboy. / RRSS.
Conejitas Playboy. / RRSS.

"No podemos disfrutar de los productos y servicios de forma plena y equitativa", alega la persona invidente, identificada como Donald Nixon, quien ya ha presentado la respectiva denuncia contra la revista erótica.

La surrealista demanda de un ciego a Playboy

¿Injusticia? El conocido portal TMZ, recientemente ha informado que un grupo de personas ciegas de Estados Unidos planean llevar a cabo una demanda colectiva contra la web de Playboy y su tienda virtual, la Playboy Shop, por no ofrecerles accesibilidad.

Y el primero en dar el paso ha sido Donald Nixon, quien ha presentado la denuncia contra los portales online de la revista erótica alegando que "no podemos disfrutar de los productos y servicios de forma plena y equitativa".

De acuerdo a la citada fuente, la demanda de este grupo de invidentes se basa en que ambos sitios violan la ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA), porque son incompatibles con el software de lectura de pantalla. Por ello, consideran que los están discriminando.

Ese software al que se refiere el colectivo de ciegos, y del que aparentemente prescinde la web de Playboy. es una herramienta tan básica como fundamental que les ayuda a navegar por Internet interpretando el contenido mediante sintetizadores de voz o braille (sistema de lectura y escritura táctil).

De esta manera, ha comenzado un caso civil de acción colectiva en un tribunal de Estados Unidos, por lo que otras personas no videntes podrían sumarse a esta iniciativa. De momento, Playboy no ha emitido ningún comunicado al respecto.

Por muy surrealista que parezca esta demanda, a veces las cosas parecen más fáciles para aquellos que no convivimos con ninguna discapacidad. Pero, ¿y si nos colocáramos en los zapatos del otro? Bastaría para percatarnos de que hasta lo más rutinario, puede suponer toda una odisea para cualquier persona con alguna discapacidad, en este caso los ciegos. Veremos. @mundiario

La surrealista demanda de un ciego a Playboy
Comentarios