El Supremo de EE UU amplia el derecho de llevar armas de fuego en las calles

Corte Suprema en Washington D.C., EE UU. / Alex Brandon.
Corte Suprema en Washington D.C., EE UU. / Archivo.
Ni siquiera la muerte de 21 personas, la mayoría niños, ha hecho cambiar el arraigo de los estadounidenses por porte de armas. El Supremo respalda la legalidad del porte de armas.
El Supremo de EE UU amplia el derecho de llevar armas de fuego en las calles

Una nueva decisión sobre el porte de armas de fuego en EE UU sacude los cimientos de esta sociedad, en especial, cuando hace pocas semanas atrás ocurría el brutal asesinato de varios niños en una primaria luego de que un joven empezara a disparar sin control ni razón en el lugar. En una decisión histórica, la Corte Suprema, con 6 votos a favor y 3 en contra, anuló una ley que restringía la tenencia de armas en las calles de Nueva York. 

En dicho estado el porte de arma estaba restringido. Se requería de una licencia especial y para obtenerla, se debía demostrar una causa justificada. El fallo del Supremo no solo respalda el derecho de los estadounidenses de llevar armas, también podría causar una ola determinante en otros estados que poseen leyes similares, entre ellos están Rhode Island, California, Nueva Jersey, Hawái, Massachusetts y Maryland. En pocas palabras, esta decisión podría modificar la vida de unos 330 millones de estadounidenses.

En esencia, cualquier persona con licencia para el porte de armas, podrán sacarlas a la calle sin motivo, lo que incluye a urbes como Los Ángeles, Boston o San Francisco. En representación de los seis jueces que respaldaron la decisión, el juez Clarence Thomas indicó que la Constitución respalda "el derecho de un individuo a portar un arma de fuego para su defensa propia fuera del hogar". Por tanto, exigir a los ciudadanos que demuestren una causa justificada para portar armas es una violación a la Segunda Enmienda de la carta magna.

La mencionada enmienda data del año 1791 y recoge el "derecho del pueblo a poseer y portar armas". En la actualidad, ha sido sometida a un gran debate debido a que en su tiempo, tenía sentido que las personas portaran armas, pero los tiempos han cambiado. 

La sentencia en sí también es un golpe para las regulaciones sobre el control de armas que está intentado implementar el Congreso y el Senado luego de varios tiroteos masivos en el país. El último de ellos, el que mencionamos al principio de este artículo, que tuvo como víctimas a 19 niños y dos maestras de un colegio de Uvalde, Texas. 

El juez Stephen Breyer, uno de los que votó en contra de la medida, argumentó que en lo que va de 2022, la violencia armada se ha cobrado la vida de muchas personas. "Solo desde el comienzo de este año ya se han reportado 277 tiroteos masivos, un promedio de más de uno por día", expresó.

Por su parte, el presidente Joe Biden dijo estar "profundamente decepcionado" por la sentencia debido a que "contradice el sentido común como la Constitución, y debería preocuparnos a todos". Sus palabras fueron acompañadas por las declaraciones de la gobernadora Kathy Hochul, que afirmó que es "escandaloso que en un momento de debate nacional sobre la violencia armada, la Corte Suprema haya anulado imprudentemente una ley de Nueva York que ponía limitaciones a quienes pueden llevar armas ocultas".

Esta parece ser una historia de nunca acabar para EE UU, donde el poderoso lobby Asociación Nacional del Rifle (RNA), siempre busca apoyar este tipo de decisiones, en este caso en particular, se encargó de asesorar a los dos demandantes, Robert Nash y Brandon Koch, quienes demandaron al estado por negarles el permiso de porte de armas en la calle. @mundiario

El Supremo de EE UU amplia el derecho de llevar armas de fuego en las calles
Comentarios