Sobrevivir al cáncer: una oportunidad que distingue entre pobres y ricos

Niños en quimioterapia. The Lancet
Niños en quimioterapia. The Lancet

Un estudio reciente revela que las posibilidades de sobrevivir a la terrible enfermedad varían en función del lugar de nacimiento y el estatus social. Los autores de la investigación denuncian el desigual acceso a los fármacos en los diferentes países.

Sobrevivir al cáncer: una oportunidad que distingue entre pobres y ricos

Las posibilidades de superar el cáncer aumentan cuando se tiene dinero. Así de cruda y contundente es la conclusión que ha dejado el mayor estudio de la enfermedad en la historia. La cuestión es simple: las probabilidades de supervivencia varían según el lugar de nacimiento y el estatus social. Es entonces que un niño con un tumor cerebral en Dinamarca o Suecia tiene más opciones que uno en México o Brasil. Y este es solo uno de los muchos ejemplos.

La investigación, publicada en la prestigiosa revista The Lancet deja en evidencia que, aun cuando la supervivencia al cáncer ha experimentado un aumento generalizado en el mundo desde el año 2000, las diferencias por países continúan siendo abismales. Así, resulta que no es lo mismo tener cáncer en la India que en Noruega. 

Para llegar a esta conclusión, los autores del informe realizaron un extenso análisis durante 14 años (2000-2014) en 71 países y contrarrestaron los datos de unas 37,5 millones de personas. Los resultados son desgarradores. "Las tendencias de supervivencia en cáncer varían ampliamente, con amplias y persistentes disparidades entre los países, particularmente en algunos cánceres infantiles. Esto probablemente refleje la disponibilidad y calidad de los servicios de diagnóstico y tratamiento", apuntan los autores.

En relación a los tipos de cáncer, los datos exponen que, incluso los tumores de peor pronóstico ha registran mejorías significativas. Por ejemplo, la supervivencia del cáncer de hígado aumentó en más del 10% en Corea (11% a 27%), Suecia (5% a 17%), Portugal (8% a 19%) y Noruega (6% a 19%). Del mismo modo, la supervivencia del de pulmón aumentó en un 5-10% en 21 países, incluido Reino Unido (7% a 13%) entre 1995 y 2014, con mayor progreso observado en China (8% a 20%), Japón (23% a 33%) y Corea (10% a 25%).

En el caso particular de España, la supervivencia cinco años después del diagnóstico ha pasado del 56% al 63% en los pacientes de cáncer de colon y del 21% al 27% en los de tumores cerebrales. Para la patología de esófago se ha incrementado del 9% al 13%. En el caso del hígado, ha subido del 14% al 17%. En pulmón, del 10,8% al 13,5%. En páncreas, del 5,6% al 7,7%. En otros cánceres, la supervivencia se mantiene alta desde hace años, como los de mama (85%), cuello de útero (65%), próstata (90%) y melanoma (87%), tal como subraya el diario español El País.

Sin embargo, pese a las buenas noticias, el panorama no deja de ser preocupante con motivo a la desigualdad. “Algunas de las nuevas terapias contra el cáncer son extremadamente caras y solo están disponibles para los más ricos de los países más ricos. Con estos precios, no son un producto sostenible para todos los pacientes, ni siquiera en los países más ricos”,  denuncia la epidemióloga Claudia Allemani, profesora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Por último, los investigadores han levantado la voz para pedir a las autoridades sanitarias de todo el mundo que presten atención al registro de los pacientes con cáncer. “En España no tenemos un registro nacional, como sí existe en los países nórdicos. Tenemos registros regionales que cubren solo el 30% de la población. Solo tenemos una fotografía parcial de lo que está ocurriendo”, lamenta el epidemiólogo Rafael Marcos-Gragera. @mundiario

Sobrevivir al cáncer: una oportunidad que distingue entre pobres y ricos
Comentarios