Buscar

Stephen Hawking fallece a los 76 años

El reconocido físico británico falleció este miércoles en su casa ubicada en Cambridge, según un comunicado oficial presentado por la familia del científico.

Stephen Hawking fallece a los 76 años
Stephen Hawking, científico. / Nathional Geographic.
Stephen Hawking, científico. / Nathional Geographic.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Una de las mentes más brillantes de la ciencia contemporánea se ha despedido de este mundo. El reconocido físico Stephen Hawking falleció a los 76 años en su casa ubicada en Cambridge, según un comunicado presentado por la familia del científico. Recordemos que el autor de numerosos trabajos sufría de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desde hace más de 50 años.

Fue un gran científico y un hombre extraordinario, cuyo trabajo y legado vivirá por muchos años. Su valentía y persistencia, y también su humor y brillantez inspiraron a gente de todo el mundo. Lo extrañaremos siempre”, señalan los hijos del físico en el comunicado difundido a distintos medios.

En 1960, Hawking saltó a la fama gracias a su trabajo dedicado a la teoría de la singularidad del espacio tiempo. Dicho trabajo lo realizó junto a su colega Roger Penrose, con quien aplicó la lógica de los agujeros negros al universo entero. Luego, en 1988 retomó la teoría para publicarla en su exitoso libro Breve Historia del Tiempo, del Big Bang a los agujeros negros.

Cuando el científico cumplió 21 años fue diagnosticado con ELA y los médicos le aseguraron que no dudaría mucho. Primero fue destruyendo su cuerpo, especialmente sus músculos y capacidad motora, esto hizo que terminara en una silla de ruedas y luego perdiera su capacidad del habla. A pesar de estas incapacidades, Hawking demostró ser capaz de todo y superó las barreras gracias a nuevos inventos y la ayuda de sus seres queridos, logrando resaltar su brillantez ante todo.

Esto lo convirtió en una estrella, título que no suelen llevar los científicos pero que Stephen supo llevar a la perfección publicando nuevos escritos, dando sus opiniones o participando en programas televisivos dedicados a la ciencia.

Una de sus últimas teorías fue presentada en National Geographic Channel, donde habló de los orígenes del universo: “La condición límite del universo... es que no tiene límite”.

Tuvo una vida muy interesante llena de polémicas y grandes momentos. A parte de sus teorías, fuerza de voluntad y grandes opiniones, si hay algo que le quedará a la humanidad de Hawking es que el científico fue uno de los pocos que se esforzó para que todos lograran entender la grandeza del universo lanzando –por ejemplo- versiones más explicativas y simples de sus complicados textos.

Tampoco queremos dejar pasar su buen sentido del humor: “Cuando tuve que dar una conferencia en Japón, me pidieron que no hiciera mención a un posible colapso del Universo, porque esto podría afectar el mercado bursátil...”, escribió el experto en su sitio web, “Sin embargo, puedo asegurarle a cualquiera que esté preocupado por sus inversiones que es un poco temprano para vender: aún si el Universo llega a su fin, esto no ocurrirá hasta dentro de al menos 20.000 millones de años”. @mundiario