¿Soplan vientos diferentes en el periodismo? Sin duda, se está rompiendo el miedo

"Mi joven cientifico favorito", escribe la autora.
"Mi joven cientifico favorito", escribe la autora.

La prensa empieza a ejercer su labor con periodistas y otros  profesionales  que provocamos  más de un quebradero de cabeza a los editores. Es que nos sentíamos abandonados, éramos invisibles. 

¿Soplan vientos diferentes en el periodismo? Sin duda, se está rompiendo el miedo

Dos economistas Garicano-FezVillaverde, profesores en universidades extranjeras,  a través de un trabajo de investigación, nos daban todo un ejemplo de periodismo, con un exhaustivo análisis de un político candidato a la presidencia de Andalucía. Hasta tal punto era incontestable su análisis, que al día siguiente el candidato corregía en su página web su currículo adaptándolo a la realidad. La labor de la prensa, hoy, aquí y ahora, es indispensable. Y el periodismo de investigación más, véase sino los reportajes de Jordi Évole. Estamos hambrientos de buenos reportajes.

Antes incluso que la justicia, tiene que volver a funcionar la prensa.  El periodismo en el mejor sentido,  de dar a conocer a los ciudadanos en que se gastan nuestros políticos nuestros dineros, pero también en dar a conocer los problemas de la gente corriente y cómo influye en ella decisiones absurdas- de como incluyen las buenas lamentablemente me temo que hoy no tenemos ejemplos- ; con el tiempo llegará que los jueces –no solo las juezas que en este momento están dando la imagen más aproximada a la que los ciudadanos entendemos Justicia- valoren aquellas decisiones que suponen  sin duda,  para los ciudadanos de a pie un abuso de poder, administración desleal o unas prioridades tan demenciales que requerirían una inhabilitación automática para cargo público y ahí metería a todos los políticos que priorizan gastos de representación, llámense embajadas, promoción, etc. a la educación o la sanidad. Solo cubiertos un mínimo ahí, se podría derivar para otros gastos. ¿se imaginan cuantos políticos se podrían inhabilitar de  un plumazo? A lo mejor con dicha medida se producía una regeneración automática del sistema… ¿puede ser tan fácil…? Pues sí, pero hay que quererlo, aplicarlo o presionar con la suficiente fuerza como para obligar a que se aplique.

Pero la parte que me gusta, son las historia de la gente corriente verdaderamente válida y las lecciones que nos dan. Y van ligadas en general a gente joven, como un economista y empresario, Alberto Torrón, que estas Navidades le saca unas horas a las vacaciones en su tierra, para enseñarnos a unos cuantos aldeanos, como fueron sus inicios en el comercio electrónico desde un trastero en Sada, así como historias de fracasos y éxitos en la red; también historias que han quedado incorporadas a su vida,  como aquel sermón de un cura en Harlem a sus feligreses que empieza: “En esta vida, ni los políticos ni Dios van a ayudarles, así que miren que pueden hacer ustedes por el vecino,  que es quien le puede corresponder….” .

Y de entre las historias de gente corriente, mi  historia favorita, otra vez se la contaré con detalle si me dejan,  es la historia de un joven al que los idiotas calificarían de perroflauta, y quien me hizo entender la necesidad del 15 M. Hace más de 3 meses viaja alrededor del mundo con una mochila de 8 kg y una guitarra que compró por 40 euros en Filipinas. En una ciudad de Vietnam,  a cambio de tocar una hora sus versiones de Green Day, le daban alojamiento, pero su sed de conocer, solo le permitió quedarse un día; aquí nuestras leyes ni la SGAE no permiten esos trueques, ¿verdad?. Este mes de febrero cumplió 27 años , es ingeniero industrial, físico y la investigación es su vida. Sus crónicas nos hablan de empatía con la gente, de la zona de confort en que estamos metidos en el primer mundo y de la pobreza de muchos países en un mundo rico. Sin duda un viaje iniciático para superar miedos.  ..… Siiii¡ también es guapo¡¡ como cientos de jóvenes españoles que hoy están  desperdigados por el mundo y a los que echamos de menos, esperamos verlo en España en agosto,  o no….porque pagamos 50 o 60 millones por un futbolista, pero seguimos siendo  incapaces de gestionar el futuro, nuestro futuro, ellos.

¿Soplan vientos diferentes en el periodismo? Sin duda, se está rompiendo el miedo
Comentarios