El silencio sobre la pena de muerte

Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS.
Joe Biden, presidente de EE UU. / RR SS.
ONG's reclaman a Biden que no se manifieste en torno de la pena de muerte en Estados Unidos
El silencio sobre la pena de muerte

Hasta la actualidad, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, no se ha pronunciado en torno de la pena de muerte en su país. Esto es una omisión que diversos grupos de activistas lamentan siendo que en el desarrollo de su campaña, se mostró como un férreo opositor a estas medidas e incluso, no ha indicado todavía si está dispuesto a apoyar una propuesta de ley orientada a acabar con dicha pena, lo que podrían presentar sus compañeros de partido, en el Congreso.

No se ha tenido tampoco una medida orientada a rescindir de los protocolos que se aprobaron o los que se ejecutaron en el periodo anterior, cuando estuvo Donald Trump al frente del poder Ejecutivo de Estados Unidos (2017-2021), siendo que a través de esos protocolos se pueden llevar a cabo ejecuciones federales o incluso, se puede hacer uso de pelotones de fusilamiento.

Sumado a lo anterior, en la semana que está por terminar se ha tenido una solicitud a la Corte Suprema para que sea restablecida la sentencia de muerte a un persona, de modo que algunos grupos si bien son partidarios de mantener las ejecuciones, más cuando escasean las drogas de inyección letal, el presidente de la República no se ha manifestado en torno de ese asunto tras su toma de posesión y eso hace pensar que está de acuerdo con la posibilidad de que cada estado resuelva cómo proceder en cada uno de los casos en que aplicar esta pena, sea posible.

Una de las activistas por los Derechos Humanos, Ashley Kincaid Eve, quien además es abogado, hizo saber que “la falta de acción de Joe Biden es inconcebible”, quien agregó que “esta es la promesa de campaña más fácil de cumplir y el hecho de que se niegue a cumplirla… es cobardía política”. Si bien puede ejecutarse esta medida, también es preciso recordar que acarrearía consecuencias en el ámbito político que tienen un costo, siendo que ya esta medida ha sido aceptada en el sistema de justicia penal desde hace siglos, pese a que cada vez cuenta con menos aprobación.

Sin embargo cabe destacar que incluso cuando el Sistema de Justicia es independiente y más aún, que en cada estado se decide si se aplica una medida de este tipo, si se valen para ello de pelotones de fusilamiento o drogas letales (que ya no están disponibles para estos efectos), o si consiguen sillas eléctricas para su consecución, el reclamo en torno de mantener esta medida, gira en torno de que, tal como indicó Robert Dunham, director del Centro de Información sobre Pena de Muerte, “los procesos de ejecución están cada vez más desconectados de los valores estadounidenses fundamentales”. @mundiario

El silencio sobre la pena de muerte
Comentarios