Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (III)

independencia-americana-4e79f_opt
Guerra de Independencia.

Francia y España se pusieron al lado de las 13 colonias contra Gran Bretaña en la Guerra de Independencia de EE UU. Francia en 1778 y España en 1779 apoya con dinero, armas, municiones y medicinas.

Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (III)

La Guerra de la Independencia

La guerra de la Independencia de los Estados Unidos desde 1775 a 1783, tiene sus orígenes en el Tratado de París firmado en 1763 entre Gran Bretaña y Francia, por el que ponen fin a la guerra de los siete años entre ambas.

Francia perdía sus posesiones en Norteamérica y Gran Bretaña se establecía como una potencia colonial, excepto el Territorio Español al oeste del río Mississippi más  Florida. España tenía gobernadores en California y Nueva Orleans.

Mediante el acuerdo firmado, los colonos católicos de Quebec conservaban muchos de sus derechos civiles: un estatuto especial para Canadá (territorio hasta donde confluían los ríos Ohio y Mississippi) y el respeto a la religión católica.

Los colonos de las 13 colonias se sintieron discriminados después de haber ayudado a la metrópoli con dinero y militares en la guerra de los siete años: discriminados porque pagaban impuestos sobre los que no podían estar representados para decidir su uso.

En Boston tiene lugar una manifestación pacífica como protesta contra los impuestos de la pintura, los vidrios y el papel, entre otros. La metrópoli no contesta.

En el puerto de Boston a la llegada de tres naves procedentes de Inglaterra con cargamento de té son asaltadas por colonos disfrazados de indios que tiran al mar las cajas de té.

El episodio se le conoce por “el Motín del té” le sucede una reacción de sanciones por parte de Gran Bretaña, lo que provoca la guerra.

 En 1773 se reúnen representantes de algunas colonias para fijar algunas posturas comunes. En 1774 se reúne por primera vez el Congreso de colonos de las 13 colonias donde se habla de una patria independiente, aunque todos no estaban de acuerdo.

Los soldados británicos salen de Boston para tratar de impedir que los colonos se levanten en armas en Concord. Se producen los primeros disparos de la guerra, los soldados toman Lexinton y Concord aunque son fustigados en todo el recorrido por Massachusetts.

En mayo de 1775 el Congreso reunido en Philadelfia nombra 13 generales para dirigir las tropas de las colonias. John Adams con el fin de no dar demasiado protagonismo a los proclives al enfrentamiento de Massachusetts propone al coronel de Virginia, George Washington para que sea el general al mando.

George Washington es un rico hacendado que había luchado en la guerra de los siete años y tenía experiencia en las escaramuzas con los indios. Tiene 43 años, porte militar, alto, sereno, vestía de uniforme.

En junio de 1775 se produce la primera batalla en  Bunker Hill frente a Boston contra 2.000 soldados británicos. Los colonos se retiran por falta de munición.

Posteriormente en marzo de 1776,  los británicos se marchan de Boston a Nueva York, para tener una mejor posición y un gran puerto al que llega sir William Hove al mando de 30.000 soldados casacas rojas para tratar de aislar a Nueva Inglaterra de las demás colonias y derrotar al general George Washington en la batalla decisiva. La situación es la siguiente:

1-Gran Bretaña era una gran potencia mundial. Tiene 11 millones de habitantes y la mayor armada del mundo, dedicando la mitad de la misma a esta guerra (50.000 soldados en la colonia más 30.000 mercenarios).

Tenían el handicap de estar a 5.000 kilómetros de la metrópoli, lejos de abastecimientos de alimentos y pertrechos militares, lejos de las órdenes puntuales. En un extenso territorio, donde no había ciudades importantes que someter, ni un ejército organizado y numeroso en el frente de batalla.

2-Por el contrario en las colonias había una población de 2.5 millones de habitantes, de los cuales medio millón eran esclavos negros en el sur. El ejército del general George Washington tenía 5.000 soldados.

El resto eran partidas independientes de cazadores y demás artesanos, milicias en cada colonia de diferentes tamaños, tropas al mando de oficiales sin conocimientos militares, incluso el general Washington no había participado en asalto a fortalezas ni mover grandes tropas en combate.

Por eso la forma de combate inglesa de grandes masas no tenían operatividad en esta guerra y los británicos no sabían cómo y dónde enfrentarse a las tropas de Washington.

Los colonos luchaban por el sistema de la guerra de guerrillas. George Washington había dicho en el Congreso de Philadelfia que no se arriesgase nada, que no se diese lugar a un enfrentamiento total, no verse obligados a acciones arriesgadas totales.

Las tropas coloniales, revolucionarios con apoyo popular, realizaban acciones aisladas combatiendo a pequeñas partidas de los británicos para obtener avituallamientos y comida de las mismas, siendo para los británicos más peligrosos que un ejército regular.

En 1777 se produce la batalla de Saratoga, al norte de Nueva York, donde las tropas británicas se rinden. Después de esta victoria, Francia y España empiezan a ayudar a las 13 colonias, Francia entra abiertamente en guerra con un acuerdo con las 13 colonias en 1778 ayudando con dinero y con la marina.

España ayuda con dinero, armas, municiones, medicinas pero no intervino directamente hasta 1779 en que declara la guerra a Gran Bretaña, firmando un tratado con Francia.

Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (III)
Comentarios