Buscar

MUNDIARIO

Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (XVII)

Continúa la descripción de los componentes y hechos más significativos del Lejano Oeste como las empresas de tecnología, comunicaciones o ferrocarriles que marcaron una forma de colonización distinta.

Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (XVII)
Ferrocarriles.
Ferrocarriles.

En materia de tecnología y comunicaciones, en el oeste se crearon nuevas empresas como la Wells Fargo, fundada en 1844 por Henry Wells y William Fargo, llamada la Western Express tenía diversas rutas por todo el país para transporte de oro, plata piedras preciosas y objetos de valor. Realizaba las rutas de Búffalo a Chicago y de Cincinnati a San Luis utilizando para ello diligencias, barco de vapor y caravana de carretas. Tenía el monopolio del transporte de oro entre Nevada y San Francisco, por lo que abrió oficinas en San Francisco y Sacramento.

Con la anexión de California en 1850 y el descubrimiento del oro, fiebre del oro, en 1860, mucha gente se trasladó al oeste. Surgió el “Pony Express” entre Saint Joseph (Missouri) y Sacramento (California) con 80 jinetes entre los que estaba Búfalo Bill, postas de caballos cada 20 kms,180 estaciones y 500 caballos para dar servicio de correspondencia. Continuó hasta 1861 cuando apareció  el telégrafo.

Ferrocarril

La vieja aspiración de unir por ferrocarril el este con el oeste, el Atlántico con el Pacífico, tuvo lugar en mayo de 1869 en Promontory (Utah), cuando se puso el remache de oro, Golden Spike. Entonces se logró la unión entre Omaha (Nebraska) y Sacramento (California) fue el primer ferrocarril transoceánico de los Estado Unidos. La red de transporte mecanizada que revolucionó la economía del oeste terminando con las caravanas (Wagon Trains) y con las lentas diligencias.

El tren inició en el oeste lo conocido como “big business”, el gran negocio, empiezan a crearse las empresas de carbón, de acero, de raíles, vagones y  travesaños. El gran impulso fue dado por el gobierno del 16º presidente Abraham Lincoln, pidió la unión por ferrocarril de la costa este del país con la costa oeste, el Océano Atlántico con el Pacífico, ésta unión se terminó cuatro años después de ser asesinado.

En 1862 se dicta la ley “Pacific Railway Act “. El gobierno pagaba por cada kilómetro construido. Dos empresas se adjudican la construcción del ferrocarril llamado transcontinental, la “Unión Pacific Railroad” desde el este al oeste y la “Central Pacific Railroad” desde el oeste al este. La primera empieza desde Omaha (Nebraska) hacia el oeste contratando a irlandeses, soldados (de la unión y confederados) y mormones en Utah  para construir 1.750 kms. de vía comenzando en Iowa (Council Bluff, orillas del río Platte) por Nebraska (Omaha, North Platte), territorio de Colorado (atravesando las Rocosas) por Wyoming (Cheyenne y Laramie) y por Utah (Odgen). En  las grandes llanuras sufriendo retrasos por los indios, se contrataron tiradores para matar búfalos que amenazaban a los trenes y eran comida para los indios, estos mataron a muchos trabajadores cuando vieron que el “caballo de hierro” amenazaba su existencia.

La segunda 1.100 kms. de vías comienza en  Sacramento colocando la primera piedra en mayo de 1863, hacia el este, por Nevada (Reno y Elko), contratando a emigrantes chinos que vivían en California dedicados a la lavandería o minería más otros llegados de China. Les pagaban de 1 a 3 dólares al día. No solo había trabajo de colocadores, sino también albañiles, topógrafos, carpinteros, herreros o cocineros, y en algún día la empresa “Central” llegó a tender 16 kms, pero algunas veces más lento al encontrarse con  Sierra Nevada, las nieves y túneles que tenían que resolver con nitroglicerina.

Las vías se encuentran el día 10 de mayo de 1869 en Promontory (Utah) se colocó el remache de oro, hoy en la Universidad de Stanford. El viaje de seis meses había pasado a ser de una semana. En junio de 1876 el tren “Transcontinental Express” llegó desde Nueva York a San Francisco en 83 horas y 40 minutos. Fue una gigantesca obra de ingeniería para cruzar montañas o ríos. La gran hazaña tecnológica del s. XIX enlace para la industria, el comercio y los viajes.

El ferrocarril conectó estados durante la guerra de secesión y sirvió para aumentar los desplazamientos hacia el oeste, pero también contribuyó a la caída de los indios, a través de sus tierras aceleró la desaparición de su cultura. El recorrido del ferrocarril siguió el mismo que la ruta ya establecida, la Ruta de Oregon, y sus derivadas la Mormón Trail y la ruta de California. No pasó por las ciudades de Denver (Colorado) ni por Salt Lake City (Utah), por lo que se construyeron líneas secundarias.

El gobierno temía que se formase un monopolio del ferrocarril por lo que propone nuevas líneas en 1881: la Northern Pacific y en 1883 la Southern Pacific Line, entre Nueva Orleáns, Los Ángeles y San Francisco. En 1871 ya eran numerosas las vías, pero las empresas constructoras tienen que pedir ayuda al gobierno para poder seguir, venden entonces terrenos asignados cerca de las estaciones de paso para pueblos, tiendas y almacenes.

Chicago se desarrolla como centro de negocios y ya en 1890 es la segunda ciudad más poblada detrás de Nueva York. Desde 1850 a 1910 aparecen numerosos pueblos debido al paso del ferrocarril, de los más importantes que han quedado podemos citar a Tacoma, Reno, Fresno y Albuquerque.