Ser padre en España cuesta al menos 1.200 euros al mes

Padres cuidando de su bebé. / Archivo
Padres cuidando de su bebé. / Aserrin Aserran

De acuerdo con los datos de la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) , mantener a un bebé durante sus primeros 3 años se lleva 42.588 euros. 

Ser padre en España cuesta al menos 1.200 euros al mes

Alrededor de 1.183 euros mensuales cuesta tener un bebé en España, aunque los resultados parezcan difíciles de creer, los datos extraídos de la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU)  revisados este mismo 2017, apuntan que mantener un recién nacido durante los primeros 3 años de vida, cuesta al menos 42.588 euros, por lo que al hacer contraste con el salario medio de un habitante, puede decirse que se lleva el 80% de su salario, ser padre se ha convertido en un lujo en España, y resulta aún más difícil de llevar para las mujeres solteras, o que al momento de su parto no cuenten con un trabajo

Tener un bebé representa muchas cosas, médicos, ropa, comida, pañales, un sinfín de gastos, sin embargo, de acuerdo con el diario Abc, el mayor golpe al bolsillo de los españoles se lo lleva la guardería, cuyo coste ronda los 4.800 euros al año si se trata de una pública, si se habla de una privada, la inversión varía y puede pasar hasta de los 16.000 euros anuales. Asimismo, los accesorios repuntan en cuanto a inversión con 3.423 euros al año

Simultáneamente, hay que tener en cuenta que un bebé en proceso de crecimiento pierde ropa y zapatos de manera muy rápida, por lo que pide cambio de vestimenta de manera continua, se calcula que mensualmente, los padres gastan por lo menos 100 euros en calzado y ropa, sin contar los pañales, los cuales se cambian diariamente. Tener un hijo es considerado como una bendición en cualquier parte del mundo, sin embargo, la asfixia económica endurece esta percepción, por lo que resulta imprescindible tener en cuenta todos los factores a favor y en contra antes de darse a la tarea de buscar un pequeño.

¿Qué puedes hacer ante esta situación?

Para quienes ya hayan dado luz o están a la espera, existen maneras de darle la vuelta a esta situación, lo importante es no perder la calma, e instruir a la sociedad sobre todo lo que representa traer al mundo a un bebé. Si pasas por un segundo embarazo, puedes reutilizar la ropa de tu primer pequeño, en su defecto, si cuentas con familiares: hermana, tía, prima, u otro pariente que ya hayan tenido un bebé, puedes negociar la ropa por un precio menor, y así subsanar un poco este gasto, de igual manera para con los accesorios, cuna, cochecito, entre otros.  

Otro golpe duro de dinero se lo lleva la alimentación, sin embargo, una buena alternativa es que cuando la madre se reincorpora al trabajo, compre un sacaleches, que pese al gasto inicial que implica, permite un ahorro a medio plazo. Resulta alarmante ver como la natalidad se vuelve inaccesible, incosteable, o al menos limita mucho la calidad de vida de los españoles que desean formar una familia, es este caso la educación sexual no es el único problema, pues, aunque los jóvenes son quienes pueden verse más apretados a la hora de costear todos estos gastos, quienes ya se formaron como adultos y profesionales también entran en esta inestabilidad económica. El diario Abc apunta que, en el caso de España, los datos de Eurostat indican que se trata del país europeo que menos fondos destina a ayudas familiares e hijos, solo superado por Grecia. España dedica escasamente un 1,4% del PIB a los recursos familiares, muy lejos del 3,5% de media de la Unión Europea. @mundiario

Ser padre en España cuesta al menos 1.200 euros al mes
Comentarios