Un hombre es juzgado por abusar de una menor hija de sus amigos en Girona

Mazo de un juez. / Pixabay
Mazo de un juez. / Pixabay
La madre de la niña y el sujeto acusado ​​negaron los hechos y aseguraron que la menor nunca se quedaba sola con el hombre.
Un hombre es juzgado por abusar de una menor hija de sus amigos en Girona

Un hombre ha sido juzgado este lunes en la Audiencia de Girona y se enfrenta inicialmente a 12 años de cárcel por abusar sexualmente de la hija menor de edad de unos amigos. Además de ello, el juzgado ha solicitado que el hombre sea expulsado del país una vez cumplida parte de la pena.

De acuerdo con la fiscalía, durante el año 2018, el sujeto aprovechaba las visitas que hacía a la familia en su domicilio de Blanes, Girona, para quedarse a solas con la niña, enseñarle vídeos de contenido pornográfico y hacerle tocamientos.


También te puede interesar

Detenida una boliviana acusada de matar de una puñalada a su ex pareja en Madrid


En ese sentido la acusación pública ha sostenido hasta cuatro situaciones de abusos sexuales que tuvieron lugar cuando la niña tenía entre 9 y 10 años. De la misma manera, la fiscalía también pide 6 meses de cárcel para la madre por no haber denunciado los hechos a pesar de tener conocimiento de lo que ocurría.

Ambos señalados ​​negaron los hechos y aseguraron que la menor nunca se quedaba sola con el hombre. El relato resalta que, la primera vez, el acusado llevó a la niña a su habitación y, después de jugar con ella, hizo que se pusiera encima de él y le enseñó vídeos de contenido pornográfico.

El abusador, hizo que la niña le tocara el pene y él le introdujo los dedos en la vagina. Sobre esta tesis, la fiscalía sostiene que el acusado se aprovechó de la indefensión de la niña y de la confianza que le tenían los padres para continuar abusando sexualmente de la pequeña cuando se quedaba con ella. La segunda y la tercera vez, según la acusación, volvió a poner la niña encima de él e hizo “movimientos que suponían un contacto entre los genitales de ambos”.

En una cuarta oportunidad, llevó a la pequeña a una habitación de la casa, hizo que le tocara los genitales, le hizo besos en los labios y la volvió a penetrar con los dedos. No obstante, según la fiscalía, no se han podido concretar las fechas de los abusos sexuales pero fueron antes de noviembre de 2018, cuando el acusado se marchó unos meses a Gambia.

En ese contexto, la pequeña contó a su hermano menor lo que estaba ocurriendo y el informó a la madre, que guardó silencio y no denunció los hechos. El escrito de acusación, la mujer le preguntó por los hechos a la niña en diciembre de 2018 pero “no la llevó al médico ni puso los hechos en conocimiento de ninguna autoridad”.

Los abusos salieron a la luz cuando la niña le contó a una amiga del colegio, que lo dijo a su madre y alertó a la dirección del centro educativo. La directora, que ha declarado por videoconferencia, ha relatado que se pusieron en contacto con la madre pero la mujer les dijo que lo hablaran con su marido. De esta manera, fue el padre de la niña quien la llevó a un centro médico e interpuso la denuncia. En contraparte, las defensas, encabezadas por los abogados César González y María Pilar de la Fuente, piden la absolución. @mundiario

Un hombre es juzgado por abusar de una menor hija de sus amigos en Girona
Comentarios