Buscar

MUNDIARIO

La segunda ola del coronavirus vuelve a golpear con agresividad a Italia

El Ministerio de Salud aviso de un récord de contagios por el virus en un día. La región de Lombardía resulta nuevamente afectada tal como ocurrió en marzo pasado. 
La segunda ola del coronavirus vuelve a golpear con agresividad a Italia
Personas con mascarilla en Italia. / Mundiario
Personas con mascarilla en Italia. / Mundiario

Italia vuelve a sentir la grave crisis sanitaria que vivió en marzo pasado por la Covid-19. Según el Ministerio de Salud, el país registró una cifra récord de 24.991 nuevas infecciones por la enfermedad en las últimas 24 horas. Pero esa cifra, también aplica a la cantidad de muertos que hubo en la misma jornada: 205. 

Desde que la pandemia aterrizó en Europa a inicios de año, una de las naciones más afectadas ha sido Italia. De hecho, las cifras oficiales de las autoridades apuntan que hay 589.766 casos y 37.905 fallecidos a causa del coronavirus en el país. Estos números son superados por el Reino Unido. 

La región norteña de Lombardía, que incluye a Milán, la capital financiera de Italia, fue el epicentro de la epidemia original del país a principios de este año y sigue siendo, por mucho, la zona más afectada por la llegada de la segunda ola. Reportó 7.558 casos nuevos el miércoles.

Al igual que Alemania, España y Francia, el Gobierno italiano ha decidido imponer nuevas restricciones, ordenando el cierre anticipado de bares y restaurantes e impidiendo la apertura de gimnasios, cines y teatros, entre otras medidas, para frenar la segunda ola del coronavirus que se proyecta a ser más grave que en los primeros meses del año.

Sin embargo, las medidas no han caído bien en cierto sector de la población que ha salido a las calles para protestar. El Ejecutivo de Giuseppe Conte ha decidido presentar un paquete de ayudas económicas dirigidas para las empresas más perjudicadas. En total serán unos 5.400 millones de euros.

El primer ministro Giuseppe Conte, afirmó que “los cierres no han sido indiscriminados” y explicó que “para evitar que la curva se nos vaya de las manos es necesario reducir las principales ocasiones de socialización”. 

En medio de un plan contra la enfermedad, Walter Ricciardi, asesor científico del Ministerio de Salud, fue citado el miércoles diciendo que tanto Milán como la sureña ciudad de Nápoles deberían ser puestas en confinamiento. Los alcaldes de las dos ciudades instaron al gobierno a rechazar la idea. @mundiario