Buscar

MUNDIARIO

La segunda ola del coronavirus empuja nuevas restricciones en Italia

Han prohibido las excursiones de los colegios, visitas guiadas o cualquier tipo de ruta didáctica. A los estadios deportivos, sin embargo, sí podrá seguir asistiendo el 15% del aforo normal.
La segunda ola del coronavirus empuja nuevas restricciones en Italia
Personas con mascarilla en Italia. / Mundiario
Personas con mascarilla en Italia. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Italia sigue registrando una incidencia acumulada de casos de coronavirus menor en comparación con la mayoría de los países europeos, sin embargo la situación ha empeorado en las últimas semanas y el Gobierno endurece las medidas de control.

Es así como a partir de este martes los restaurantes y locales deben cerrar a medianoche o a las 21.00 si no tienen servicio de mesa; al mismo tiempo se prohíben las fiestas privadas y los partidos de aficionados de deportes de contactos para frenar el aumento de los contagios de coronavirus que se han disparado durante las últimas semanas.


Quizá te pueda interesar

España en la lista de espera de los "robots esterilizadores" de la UE

Illa descarta levantar el estado de alarma en Madrid: "La incidencia acumulada debe bajar de 200"


Así se recogen en un nuevo Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros (Dpcm) firmado esta madrugada ante el creciente aumento de casos en el país con una media de 5.500 diarios. Al anunciar el primer ministro, Giuseppe Conte, el paquete de medidas desestimó que pueda producirse un nuevo confinamiento total como el de los meses de marzo y abril, durante la primera ola.

No obstante, sí advirtió que podría llevarse a cabo algún tipo de cierre parcial para evitar la expansión de algunos focos en determinadas regiones. Por otra parte, el deporte de contacto amateur quedará prohibido, es decir, ninguna actividad como el baloncesto, el fútbol, el rugby o artes marciales podrá seguir practicándose dentro o fuera de los gimnasios, aún cuando estos recintos permanecerán abiertos al público siempre que se respeten las normas.

Los runners, en cambio, podrán seguir saliendo a correr sin usar la mascarilla. Igualmente, las normas para las ceremonias religiosas se mantienen como hasta ahora, con un límite vinculado a la capacidad del espacio y a la posibilidad de mantener la distancia social. Los banquetes de boda o bautizos el límite será de 30 invitados.

Asimismo, la protección del funcionamiento de las escuelas es uno de los grandes objetivos del Ejecutivo. Y en función de ello, han prohibido las excursiones de los colegios, visitas guiadas o cualquier tipo de ruta didáctica. A los estadios deportivos, sin embargo, sí podrá seguir asistiendo el 15% del aforo normal. En lugares cerrados, el número máximo de espectadores no podrá ser superior a 1.000 personas y 200 para los polideportivos. @mundiario