Sanidad pública vs sanidad privada en España

Un laboratorio. / Pixabay
Un laboratorio. / Pixabay

En la sanidad privada el precio varía según la cobertura que demande cada uno. Es más cara que la pública, pero tienes la posibilidad de elegir entre varias aseguradoras y escoger cuál de sus planes se adapta más a tus necesidades.

Sanidad pública vs sanidad privada en España

Cuando llega la hora de decidir cómo gestionar nuestra cobertura sanitaria, tenemos que valorar cuidadosamente todas las opciones para ver qué plan se adecúa más a las necesidades que tenemos y así poder gestionar eficientemente nuestras finanzas. En España todos los residentes tienen derecho a asistencia sanitaria pública, ¿cómo se financia este servicio? Pues a través de los impuestos que pagamos, es decir, se paga por adelantado hagas uso de ella o no: el Estado retendrá el importe que considere necesario de tus ingresos. Con este dinero se pagarán los sueldos de todos los empleados sanitarios y se financiarán también los proyectos independientes como las ayudas para la violencia de género y el consumo de drogas.

Por otra parte, se encuentra la sanidad privada, donde el precio varía según la cobertura que demande cada uno. Es más cara que la pública, pero tienes la posibilidad de elegir entre varias aseguradoras y escoger cuál de sus planes se adapta más a tus necesidades. Para hacer más hincapié en los rasgos diferenciales, a continuación vamos a ver los beneficios y desventajas de cada una.

Sanidad pública

La principal desventaja de la que todos tenemos constancia es el tiempo de espera, que además con los recortes se ha incrementado aún más. Los días de espera para una intervención, para obtener los resultados de alguna prueba o para una simple cita pueden llegar a doblar a los que serían necesarios en la sanidad privada. Otro de los inconvenientes es la imposibilidad de escoger médico de cabecera o especialista médico, ya que este sistema asigna uno al pedir la cita y no hay más que hacer. De hecho, lo normal es tener que pasar un primer filtro con un médico de cabecera que después te derivará a un especialista, lo cual ralentiza el proceso más aún. La comodidad a la hora de ser ingresado también suele tenerse en cuenta, ya que en este caso las habitaciones son compartidas y, evidentemente, no cuentan con grandes lujos.

En su favor, hay que resaltar que en las situaciones más complicadas los ciudadanos suelen acudir a los centros públicos, incluso los médicos de seguro privado derivan a sus pacientes a los públicos en estos casos. Esto sucede porque la inversión en equipamiento médico es mayor en el sector público, por lo que disponen de los mejores medios para tratar las enfermedades más graves. Además en la distribución de los mejores hospitales y especialistas, salen ganando los de la Seguridad Social por encima de los privados, lo que quiere decir que a pesar de la espera, la atención y el resultado conseguido son muy positivos en el caso de los públicos.

Sanidad privada

Una gran desventaja es que el funcionamiento de ciertos servicios proporcionados por el régimen privado se realiza mediante copago, es decir, a parte de la cuota mensual habrá que abonar otro pago en cada consulta, lo que significa que si necesitas varias sesiones de alguna especialidad que conlleve un copago, la factura se puede poner por las nubes. De cualquier modo la salud es lo primero, por lo que si esto fuera necesario y te encuentras en un momento en el que no dispones de liquidez suficiente, no dudes en contactar con Cashper.es, especialista en créditos online, que te ayudará a afrontar estos pagos imprevistos, para que no tengas que privarte de nada.

Otra complicación es que las enfermedades crónicas no están cubiertas en este caso, debido a los elevados costes de sus tratamientos, por lo que el paciente será derivado a la Seguridad Social. Es interesante que se revisen las condiciones de estos seguros ya que hay algunos que caducan cuando el solicitante cumple los 64 años, teniendo que abonar un pago extra en caso de querer prorrogarlo.

Análogamente, hay que agradecer la inexistencia de listas de espera y la eliminación del filtro del médico de cabecera, que consiguen una atención casi inmediata y directamente con el especialista precisado, ahorrando así a los pacientes mucho tiempo. También existe la posibilidad de elegir el médico en caso de tener alguna preferencia, consiguiendo una atención más especializada y otorgando más confianza al paciente. Las habitaciones con camas individuales, aire acondicionado y cama para el acompañante están a la orden del día en estos hospitales, consiguiendo que la estancia del asegurado sea mucho más placentera, dentro de lo que cabe.

Entonces, en caso de decantarnos por ambos servicios, a la hora de contratar el seguro privado es aconsejable que leas detenidamente las condiciones de la póliza y hagas números, calculando las posibles primas y copagos. Hay que prestar especial atención a la amplitud de la red de especialistas que te brindan y a si hay restricciones para acudir a sus consultas repetidamente. En caso de tener familia será, normalmente, más rentable contratar una póliza para todos, pudiendo llegar a descuentos del 20%, por lo que es interesante mirar los planes familiares de los que disponen. Si hay algo en lo que no se puede escatimar es en salud, por lo que siempre se debe disponer de los servicios que sean necesarios en cada caso.

Sanidad pública vs sanidad privada en España
Comentarios