Buscar

MUNDIARIO

La sanidad pública deriva ya pacientes a los hospitales privados en Madrid

La sanidad privada está preparando sus unidades de cuidados intensivos, anulando cirugías programadas y otras actividades como consultas rutinarias y ampliando camas en previsión del aluvión de pacientes que les van a llegar en los próximos días.
La sanidad pública deriva ya pacientes a los hospitales privados en Madrid
Hospital Plató, Barcelona. / Pixabay
Hospital Plató, Barcelona. / Pixabay

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO y tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

La sanidad pública ya ha comenzado a derivar pacientes a los hospitales privados en Madrid. Los hospitales privados venían tratando a pacientes de coronavirus desde el inicio de la crisis. Los suyos, los que pagan las pólizas a las aseguradoras de salud o los 1,5 millones de funcionarios y sus familias afiliados a Muface que escogen la atención privada. No obstante, desde hace ya unos días la sanidad pública está derivando a pacientes ingresados en sus centros a hospitales privados. Dos grandes grupos hospitalarios han confirmado a El País que el proceso empezó en Madrid antes del real decreto que permite al Gobierno “intervenir y ocupar transitoriamente” estos establecimientos, publicado el sábado pasado.

En esa línea, la sanidad privada está preparando sus unidades de cuidados intensivos, anulando cirugías programadas y otras actividades como consultas rutinarias y ampliando camas en previsión del aluvión de pacientes que les van a llegar en los próximos días. De la misma manera, algunas comunidades autónomas, como Castilla y León, están pidiendo a las privadas de su territorio que les informen de las camas que tienen disponibles y de los médicos de plantilla que trabajan en exclusiva para ellos (muchos lo hacen tanto en la privada como en la pública y esta última demandará todos sus esfuerzos). La escasez de equipos de protección individual (mascarillas, batas, gafas…) preocupa también en estas clínicas. “Estamos fatal de material”, asegura Juan Abarca, presidente de la Fundación Idis (Instituto para el desarrollo e integración de la sanidad), el lobby del sector sanitario privado. @mundiario