Sanidad distribuye las primeras dosis del antiviral Paxlovid contra la covid-19 en España

Pastillas. Pixabay.
Pastillas. Pixabay.

Hasta 11.900 medicamentos serán distribuidos a los centros sanitarios en todo el país este lunes, más de dos meses después de que el presidente Sánchez anunciara su compra.

Sanidad distribuye las primeras dosis del antiviral Paxlovid contra la covid-19 en España

Han pasado más de dos meses después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara la adquisición de 344.000 dosis del nuevo fármaco de Pfizer contra la covid-19, Paxlovid, un antiviral de aplicación oral, que podrá ser suministrado en pacientes con síntomas leves, pero propensos a desarrollar una enfermedad más grave.

Hasta 11.900 dosis del medicamento serían distribuidos este lunes a lo largo de las comunidades autónomas, para llegar en los próximos días a la cifra de 50.000 pastillas, todas los que Sanidad entregará durante el primer trimestre del año, según ha explicado la titular de esta cartera, Carolina Darias, el jueves pasado.

“Esta firma nos va a permitir contar con una herramienta más en la lucha contra la covid-19. Este nuevo fármaco se suma a las vacunas y a otros medicamentos para evitar que pacientes positivos con unos determinados condicionantes puedan evolucionar a un estadio grave de la enfermedad”, señaló Darias.

Darias tampoco ha querido revelar el motivo del retraso en la compra, a pesar de que la Unión Europea permitió desde finales de enero la libre adquisición del Paxlovid y su uso en caso en caso de emergencias unas semanas antes. De hecho, en febrero algunos países como Italia o Francia concretaron sus compras, al recibir 11.200 y 10.000 tratamientos respectivamente.

¿Qué es el Paxlovid?

El Paxlovid es un nuevo medicamento de aplicación oral, lo que permite ser compatible con los ambulatorios, y va dirigido a los pacientes que presenten síntomas leves, pero que corren riesgo de presentar una enfermedad de mayor gravedad. La compañía Pfizer, desarrolladora del producto, indica que las primeras pastillas deben ingerirse inmediatamente después del diagnóstico positivo, pero una vez que un médico lo recete, pues sigue siendo un fármaco por prescripción.

Este antiviral está diseñado para contener la replicación del virus en el organismo, estando compuesto por dos fármacos distintos: el ritonavir, que se ha usado por años contra el VIH, y el nirmatrelvir, de desarrollo más reciente. El tratamiento consiste en ingerir tres pastillas a la vez, dos de nirmaltrelvir, porque inhibe la replicación, y una de ritonavir, que ayuda a que el efecto permanezca activo por más tiempo.

Estas tres pastillas deben ser tomadas una vez el médico haya ordenado su prescripción. Además de ello, las indicaciones son estrictas, deben tomarse las tres pastillas dos veces, una en el día y la otra en la noche, por un periodo de cinco días. En total, los sanitarios explican que una persona cuya receta incluye este medicamento, se tomaría 30 pastillas hasta el final del quinto día de tratamiento. Aunque está destinado para casos leves, no debe aplicarse en personas que tengan enfermedades crónicas graves de riñón o hígado y debe tenerse cuidado con combinaciones con otros medicamentos, que los médicos preverán.

“Esta eficacia es al menos similar o superior a la mostrada por los medicamentos administrados por vía intravenosa y superior a la mostrada por la otra alternativa oral”, ha señalado Sanidad. La cartera también reconoció que ha resultado efectiva contra variantes de consideración como la ómicron. Los resultados de los ensayos clínicos arrojaron una disminución en el número de pacientes no vacunados o mayores de 60 años, del 89 %, en la población de estudio.

Paxlovid en medio del nuevo sistema

Aunque el fármaco llega cuando la sexta ola del coronavirus en España parece haberse estancado, alrededor de los 400 casos por cada 100.000 habitantes, gracias a la campaña de vacunación y a las medidas preventivas se maneja mejor la situación ahora, lo que dio pie a que entrara en vigencia este lunes, la nueva estrategia de vigilancia para el coronavirus, que considera la covid-19 como una enfermedad cualquiera.

En concreto, ya no se realizarán tests de covid generalizados y no se dará de baja a los positivos, pues la cuarentena ha sido suprimida, permitiendo que los pacientes que han dado positivo y sus contactos estrechos puedan seguir haciendo vida normal, apelando sólo a la conciencia social de los ciudadanos para que usen mascarillas en todo momento y continúen con las medidas de bioseguridad. @mundiario

Sanidad distribuye las primeras dosis del antiviral Paxlovid contra la covid-19 en España
Comentarios