Rosa Montero publica su libro más confesional: 'La ridícula idea de no volver a verte'

Marie Curie. / RR. SS

En su último libro de reciente publicación, "La ridícula idea de no volver a verte" (Ed. Seix Barral), Rosa Montero posa tímidamente los pies en el suelo realizando un ejercicio de valentía y generosidad sin límites.

Rosa Montero publica su libro más confesional: 'La ridícula idea de no volver a verte'

Marie Curie fue una de las científicas más importantes del siglo XX

Todas las personas arrastramos una maleta que vamos llenando a lo largo de nuestra vida. Como si la existencia fuera un aeropuerto donde todos trajinamos tirando de un trolley que va engordando con el paso del tiempo y las experiencias acumuladas. Cada maleta es única, personal e intransferible. En ella llevamos nuestras posesiones más preciadas como los amigos infalibles, los familiares indispensables, los recuerdos indelebles, la música que siempre (y bajo cualquier circunstancia) nos hace vibrar y aquellos libros cuyas palabras han quedado rotuladas en la esencia misma de lo que somos.

Pues bien, en mi maleta yo llevo a Rosa Montero. Esta escritora y periodista cuya obra es traducida y leída en multitud de países es, a mi juicio, una de las grandes fabuladoras de la literatura española contemporánea. Prueba de ello son tres de sus novelas más logradas como Temblor, Historia del rey transparente o Lágrimas en la lluvia. Las tres obras que, curiosamente, de entre todas las que ha pergeñado,  se alejan más de la realidad y que nos transportan a mundos remotos con los que conectamos a través de la varita mágica de su prosa.

Sin embargo, en su último libro de reciente publicación, La ridícula idea de no volver a verte (Ed. Seix Barral), Rosa Montero posa tímidamente los pies en el suelo realizando un ejercicio de valentía y generosidad sin límites. A partir de la lectura del diario de Marie Curie, la irrepetible científica doblemente galardonada con el premio Nobel a principios del siglo XX por su descubrimiento del radio, la autora va tejiendo un texto intimista e híbrido (pues mezcla ensayo, biografía y testimonios personales) en el que los caminos de ambas mujeres se cruzan a través de la muerte de sus respectivas parejas, cuyas iniciales cuesta creer que sean pura coincidencia: Pablo y Pierre.

Hablar, escribir del dolor que causa la pérdida definitiva del ser que amas es un ejercicio complicado. Como dice Rosa: “El verdadero dolor es indecible. Si puedes hablar de lo que te acongoja estás de suerte: eso significa que no es tan importante”. Sin embargo, aquí, entre la fascinante y dura vida de Marie Curie, que la autora desmigaja con pasión, y la suya propia, Rosa Montero va dejando caer sobre las entrañas de quien lee unas pocas ascuas crepitantes que son las revelaciones de su propio duelo. Suficientes. Y es que, a veces, la confesión alcanza momentos tan íntimos que una está a punto de volver la página sin terminar de leerla, como quien cierra delicadamente una puerta por no caer en la indiscreción.

Aunque no nos engañemos, La ridícula idea de no volver a verte, que es Rosa y Marie y Pierre y Pablo, también está repleta de lucha, de pasión por vivir, de tenacidad ante tus principios, de fidelidad a una misma, de esperanza ante el porvenir. Pero sobre todo, de la serenidad que proporciona el haber amado tanto.

Así que, por esta razón y otras muchas que se van deshilvanando durante la lectura, este será otro de los libros de la autora que formará  parte, ya para siempre, del equipaje que llevo en mi maleta.

Rosa Montero publica su libro más confesional: 'La ridícula idea de no volver a verte'
Comentarios