La ropa y los tatuajes servirán como prueba para determinar los delitos de odio

Ministro Grande Marlaska. / @lamoncloa.gob.es
Ministro Grande Marlaska. / @lamoncloa.gob.es

También plantean que los policías incluyan en sus informes las “expresiones o comentarios literalmente” que los autores hayan pronunciado durante el delito.

La ropa y los tatuajes servirán como prueba para determinar los delitos de odio


Un nuevo protocolo policial para mejorar la lucha contra los delitos de odio ha sido presentado por el Ministro de Interior, Fernando Grande -Marlaska.

El documento presentado contempla una exhaustiva relación de conductas que son catalogadas como tales, así como un amplio listado de lo que Interior denomina “indicadores de polarización”.


Quizá te pueda interesar

En 7% se disparan las denuncias por delitos de odio en España


Son indicios que ayudarán a los policías a orientar la investigación de un delito para detectar en él posibles motivaciones racistas, xenófobas o de otra naturaleza discriminatoria.

La idea principal, según han detallado, no es solo detener al autor, si no también esclarecer la existencia de posibles instigadores o “autores intelectuales”. De esta manera los agentes deberán detallar el vestuario y los tatuajes del autor del delito, si los tuviese, y que tengan algún tipo de simbología relacionada con el odio.

Todo ello para ser presentados ante el juez. Además sobre estos dibujos en la piel, ordena que se busquen también en partes del cuerpo que no sean visibles a primera vista y que se fotografíen en presencia del abogado del detenido para poder utilizarlos como prueba.

"Ayudarán a acreditar y describir de forma gráfica el perfil del autor y la motivación del delito”, señalan. También plantean que los policías incluyan en sus informes las “expresiones o comentarios literalmente” que los autores hayan pronunciado durante el delito.

El documento también incide en la necesidad de reflejar la “propaganda, estandartes, banderas, pancartas de carácter extremista o radial que porte el autor de los hechos o que tenga en su domicilio”. Reiteran la necesidad de tomar las imágenes de los mismos para presentarlas al juez.

Y propone que se incorporen los antecedentes del sospechoso, sobre todo cuando están vinculados a hechos similares “o por haber sido identificado anteriormente por asistir a conciertos de carácter neo-nazi,  conferencias, reuniones o manifestaciones de carácter ultra caracterizadas por su hostilidad a colectivos minoritarios”. También su vinculación a grupos ultras del fútbol.

Interior insiste a los policías que tengan en cuenta el lugar y el momento en el que se produce el delito de odio. El protocolo destaca como un indicador de esta motivación que sea un lugar de culto, en un cementerio o en el local donde se reúna un colectivo vulnerable. 

Fernando Grande-Marlaska, ha definido el nuevo protocolo para detectar el delito de odio como "un conjunto de reglas y pautas, unificadas y homogéneas, que permitirá a los agentes policiales una eficaz identificación, correcta recogida de datos y codificación de incidentes racistas, xenófobos o conductas discriminatorias.  .

Los delitos de odio han registrado un nuevo repunte en España durante el año 2019, de acuerdo con el reciente reporte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. @mundiario

La ropa y los tatuajes servirán como prueba para determinar los delitos de odio
Comentarios